jornada de debate sobre ética y publicidad en el campus de la UVa. / ALBERTO MORALA
Publicidad

El Campus María Zambrano ha celebrado la I Jornada sobre Ética y Publicidad CON-SUMA CONCIENCIA, organizada por la Universidad de Valladolid, a través de su Fundación General (Funge), en la que se analizaron los desafíos que deberán afrontar los futuros publicistas ante los nuevos modelos de consumo. El aula 214 se llenó de estudiantes para seguir una jornada en la que se comenzó hablando de posverdad y responsabilidad compartida ante la difusión y aceptación de mensajes maquillados, y continuó con ponencias sobre marcas sostenibles, apuesta por la credibilidad, campañas con responsabilidad social, consumidores empoderados y publicidad participativa y con valores.

El objetivo de la jornada era abrir un debate sobre la importancia que la publicidad tiene en la construcción de los imaginarios y discursos sociales, y en la necesidad de que la ética acompañe la práctica de todos los actores que en ella intervienen, desde anunciantes, agencias, publicistas, creativos, planificadores estratégicos o consumidores. Un acto que viene a reafirmar el compromiso social y cultural del campus María Zambrano, según señaló su vicerrector, Agustín García Matilla subrayando además el rol clave que ocupa la educación en tópicos sociales como el cambio climático, la paz, la igualdad de género y el respeto por la diversidad sexual.

Por su parte, la decana de la Facultad de Ciencias Sociales, Jurídicas y de la Comunicación, Marta Laguna, presente también en la inauguración, invitó a los asistentes a reflexionar sobre “la necesidad de introducir valores éticos a la hora de diseñar estrategias de comunicación y publicidad”.

El director de la Fundación del Español Urgente BBVA (Fundéu) y periodista, Joaquín Müller-Thyssen, ofreció la conferencia inaugural ‘La verdad y la mentira en nuestra sociedad; la posverdad somos nosotros’, en la que ha disertado sobre la importancia central de la palabra como canal para transmitir valores éticos.

Descreídos

Joaquín Müller-Thyssen considera que la posverdad no es tanto una presentación falseada de los hechos como un “aprovechamiento despiadado de la tecnología” y de la “actitud acrítica” que tiene el receptor del mensaje “al que no le importa que le distorsionen la realidad porque hace tiempo que no espera la verdad del emisor”. Y esta postura descreída y un tanto cómoda se da ante el político, el empresario, los medios de comunicación o el mundo de la publicidad. “Los responsables de que se nos intente mentir o vender con premisas que ocultan verdades somos nosotros mismos que ante un mundo bastante complicado y la certeza de que siempre nos venden el mejor lado y nos ocultan el malo, pues tenemos una actitud acrítica y aceptamos estos mensajes”, explicó el director de la Fundéu a esta redacción. Ante la incorporación de valores como la sostenibilidad en la publicidad, Müller-Thyssen espera a ver quien lo hace “desde la honestidad y la coherencia y quien se suma a ellos porque lo que tratan es de vestir sus productos para lograr una mayor venta”.

La jornada continuó con las ponencias de Curro Palma, de Toyota España, —responsable de la campaña ‘Conduce como piensas’ —bajo el título ‘Asumiendo nuevos desafíos en publicidad. Compromiso ético de las marcas’; seguida de la de Marta González-Moro, CEO Agencia 21 Gramos sobre ‘Marcas con valores ¿cuáles son los retos de los publicistas?’; y de la de Inés Echevarría, co-fundadora de Uttopy, empresa de moda sostenible y con valores sobre ‘Tu consumo puede cambiar tu vida. La empresa al servicio del cambio’.

Para finalizar con una mesa redonda titulada ‘Cómo enseñar publicidad en los tiempos que corren’ integrada por las profesoras del Grado de Publicidad y Relaciones Públicas, Susana de Andrés, Mari Cruz Alvarado, Belinda de Frutos, Luisa Moreno y Marta Pacheco, tras la que alumnos de Publicidad han mostrado los trabajos que han realizado sobre “Nueva publicidad desde la ética”.