Publicidad

La monologuista Carolina Noriega -colaboradora en el magazine matinal de Onda Cero ‘Mas de uno’- tendrá el triste honor de haber sido la última cómica en haber pisado con su actuación del pasado mes de noviembre el improvisado escenario de la Cervecería Excalibur, que cierra sus puertas a los monólogos de humor después de casi una década de risas en las que los más importantes artistas de la ‘stand comedy’ española convirtieron este pequeño negocio hostelero del barrio de Nueva Segovia en una referencia nacional de la comedia.

No ha sido la falta de apoyo del público la que ha acabado con esta atractiva propuesta que los viernes entre octubre y noviembre y febrero y marzo traía a la flor y nata del humor en España. El Ayuntamiento de Segovia ha decidido denegar a este establecimiento el permiso para desarrollar esta actividad, argumentando para ello que el local carece de la preceptiva licencia a tal fin.

El establecimiento acostumbraba a enviar una solicitud de permiso en la que se comprometía a desarrollar los monólogos cumpliendo una serie de prescripciones impuestas desde el Ayuntamiento “que siempre hemos respetado de forma escrupulosa”, según explicó Joaquín, el propietario del establecimiento.

Ahora,con la temporada de monólogos ya preparada, que comenzaba este próximo viernes con la actuación de Maria la Vikinga -la popular ‘Junca’ de la serie ‘Aida’ de Tele 5- la decisión municipal ha caído en el bar y entre sus clientes como un mazazo que aún tratan de asumir. Joaquín asegura sentir «pena e impotencia» por no poder desarrollar una actividad cuyo desarrollo «tiene más de romántico que de negocio».

«Cuando decidimos iniciar los monólogos, lo hicimos como una iniciativa más para nuestros clientes -explicó- sin buscar una rentabilidad económica. De hecho, pocas han sido las veces en las que no he tenido que ‘palmar’ dinero de mi bolsillo, pero siempre he creído que era algo que ponía un pequeño grano de arena a la actividad cultural de Segovia».

Sobre unas cajas de refresco al principio, y después con una tarima de madera y un micrófono, el Excalibur ha albergado en este tiempo a cómicos ya consagrados como Félix el Gato o Jaimito Borromeo y a artistas emergentes como Albert Boira, Sergio Encinas, Carolina Noriega o Miki Dkai, a quienes puede verse con frecuencia en canales temáticos de TV como Comedy Central.

Para ellos, el Excalibur es «un lugar al que hay que venir a actuar», según explicó Joaquín, que precisa que muchos de los cómicos que han pasado por su bar «no son sólo artistas, sino amigos».

El eco de esta noticia ha hecho saltar las redes sociales de mensajes de apoyo hacia Excalibur, teñidos de críticas veladas o manifiestas hacia la decisión del Ayuntamiento.

Los cómicos han hecho causa común y han expresado su solidaridad con el establecimiento, valorando la ingente tarea desarrollada a lo largo de casi una década a favor de la comedia y el buen humor.

Incluso desde el ámbito político se han recogido opiniones contrarias, como la expresada por el candidato a la alcaldía del PP Pablo Pérez Coronado, que en su muro de Facebook lamenta el cierre de la actividad y asegura que «la iniciativa privada para dinamizar la actividad cultural y de ocio para los segovianos es fundamental, y el ayuntamiento debe promoverla, siempre desde el respeto a la convivencia».

Pero Joaquín huye de cualquier polémica; y aunque agradece «desde el corazón» todos los mensajes de apoyo recibidos, asegura que acatará la orden municipal y dejará de ofrecer monólogos en su bar, a la espera de que lleguen tiempos más favorables para poder «hacer cosas por esta ciudad».