Publicidad

El  patronato del Alcázar invierte también una buena porción de sus recursos y de su trabajo en la mejora de las instalaciones y servicios de la fortaleza, con el fin de incorporar los sistemas más avanzados en la seguridad y en la gestión de las visitas. Así, la implantación de la infraestructura de red troncal de fibra óptica mejorará el control y la optimización de los sistemas de videovigilancia, seguridad, datos y telefonía, y de igual modo podrá desarrollar sistemas interactivos de información apoyados en una red wifi de libre acceso y basada en el uso de códigos QR.

En materia de seguridad, el personal cuenta con un nuevo sistema de intercomunicación por radio digital que garantiza la cobertura total en zonas de difícil acceso (sótanos o desvaness), y se han renovado los 150 detectores iónicos de incendios que se encuentran ubicados por toda la fortaleza, que ahora son gestionados por un módulo de control de última generación. Por otra parte, un total de 23 trabajadores del alcázar realizaron n curso formativo de soporte vital básico y uso de desfibriladores externos automáticos.

Para mejorar la gestión de las visitas, el patronato trabaja en un proyecto orientado a la integración inteligente de los puntos de venta de entradas con el sistema de control de accesos y aforos, que hará más ágil el flujo de visitantes en momentos de máxima afluencia.

Otra de las mejoras implementadas el pasado año fue el sistema de interfonía para visitas de grupos, que facilita un micrófono al guía y un auricular para cada persona de la visita grupal. Este sistema ha reducido considerablemente el nivel de ruido en las salas y mejorado la calidad de las visitas cuando coinciden varios grupos, por lo que en un futuro próximo el patronato prohibirá el uso de altavoces para grupos, y facilitará su adaptación a este nuevo sistema.