El segundo encierro, puntual y muy rápido

Las calles del barrio de San Lorenzo han albergado esta mañana el segundo de los encierros diurnos de sus fiertas, caracterizado por la extrema puntualidad con la que ha comenzado y por la rapidez y limpieza de la carrera durante todo el recorrido, en la que han participado un mayor número de corredores que ayer sábado.

56
Los seis novillos-toros de la ganadería de Pérez Tabernero, que esta tarde serán lidiados en la corrida de rejones por los rejoneadores López Bayo, Rubén Sánchez y José Rocamora, salieron a las nueve de la mañana de los corrales de forma rápida y agrupada, y así se mantuvieron durante todo el trayecto, en el que había un considerable número de participantes que disfrutaron de bonitas carreras.
A la entrada de la plaza de toros portátil se produjeron los momentos de mayor tensión, cuando un corredor tropezó y cayó al paso de las reses, que pasaron por encima sin producirse ningún herido.
Las asistencias sanitarias no tuvieron que atender a ningún herido, pero si tuvieron trabajo en el festejo nocturno de ayer sábado, donde tres jóvenes resultaron heridos en la suelta de vaquillas posterior al encierro. Según han informado los responsables de los servicios sanitarios, dos de los tres heridos fueron trasladados al Hospital General de Segovia, uno de ellos por una fractura múltiple de húmero y otro con una lesión ósea en la rodilla, donde permanecen ingresados a la espera de la evolución traumatológica de sus lesiones.