El PSOE rechaza el traspaso de las escuelas infantiles a los municipios

El Gobierno local atiende una petición de los padres y trabajadores del centro Nuestra Señora de la Fuencisla e informará a la Junta de su negativa a asumir las competencias de esta escuela

1

El grupo municipal del PSOE anunció ayer que presentará una moción en el próximo pleno para instar a la Junta de Castilla y León a que traspase el primer ciclo de Educación Infantil (de 0 a 3 años) a la Consejería de Educación y que asuma así toda su responsabilidad y competencias en la gestión educativa, tal y como define la Ley Orgánica de Educación (LOE).

Los socialistas también propondrán al pleno que acuerde informar a la Junta de la negativa del Ayuntamiento de Segovia a asumir la transferencia de las competencias de la Educación Infantil “Nuestra Señora de la Fuencisla”, en sintonía con la petición realizada por una veintena de padres y trabajadores de este centro segoviano, que se reunieron en la mañana de ayer con el alcalde, Pedro Arahuetes (PSOE).

En los fundamentos de la moción, el PSOE explica que la Junta apuesta por un carácter asistencial del primer ciclo de la educación infantil (0-3 años), al integrar esta etapa educativa en la Consejería de Familia y “obviando el carácter educativo” contemplado en la LOE. En opinión de los socialistas, “la falta de interés” del Gobierno regional se manifiesta en el proyecto de ley que tramitan las Cortes con el que la Junta pretende transferir todas las Escuelas Infantiles de su competencia a ayuntamientos y diputaciones.

El grupo municipal del PSOE rechaza esta transferencia al entender que la totalidad del sistema educativo debe estar en manos de una única administración; en este caso, las Comunidades Autónomas. Asimismo, los socialistas consideran que los centros de 0 a 3 años “no están suficientemente integrados en el sistema educativo y esta situación se vería agravada con la transferencia”.

“Esta transferencia no significaría en ningún caso una mejora de la calidad de estos centros y supondría una mayor carga financiera para la complicada situación económica de los ayuntamientos”.