El programa ‘Rehabitare’ recupera siete viviendas para alquiler social en la provincia

La Consejería de Fomento incluye a seis municipios en una iniciatva que rehabilitará edificios del patrimonio municipal para destinarlos a colectivos de especial protección

15

La Junta se propone recuperar en la provincia un total de siete viviendas en seis municipios para que sus ayuntamientos las destinen al alquiler social a través del programa Rehabitare, que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha recuperado después de su implantación inicial en 2009 y que prevé una inversión global de cerca de dos millones de euros para recuperar cerca de 60 viviendas en toda la región.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, firmó ayer el convenio de colaboración con los seis ayuntamientos segovianos que participan en este programa, y mantuvo un encuentro con los alcaldes de los municipios en la sede de la Delegación Territorial de la Junta para dar a conocer las características de este programa.

En Segovia, los ayuntamientos de Escalona del Prado, Chañe, Prádena, Cantimpalos, Veganzones y Melque de Cercos serán los destinatarios de este programa, en el que se recuperarán un total de siete viviendas, con una inversión de casi 300.000 euros.

El programa precisa que los inmuebles se integrarán en el parque público de viviendas de Castilla y León mientras que los consistorios respectivos determinarán el precio del alquiler, que no podrá exceder de la tercera parte de los ingresos de la unidad familiar, así como las personas que ocuparán las viviendas en función de las necesidades de cada municipio, teniendo preferencia los colectivos de especial protección que contempla la Ley del Derecho a la Vivienda de Castilla y León. Además, la Consejeríoa asumirá los gastos de redacción de los proyectos, la ejecución de las obrsa y la contratación de los equipos.

Suárez-Quiñones ha subrayado que el objetivo es fomentar el alquiler «como vía de acceso residencial» y lograr que los más desfavorecidos «tengan derecho a una vivienda digna, igual que los demás». Tras su paralización en 2010, motivado por los ajustes presupuestarios, el consejero explicó que el Gobierno regional ha decidido retomar el proyecto en esta legislatura, con actuaciones en Palencia, Burgos y, ahora en Segovia. La idea es alcanzar todas las provincias de Castilla y León ya que en cada una de ellas se seleccionarán «cinco o seis municipios» para sumar «entre seis y siete viviendas».

En total, se recuperarán entre 52 y 63 inmuebles, según el consejero, quien aseguró que en la provincia algunas de las actuaciones ya están licitadas, otras en fase de licitación y algunas más «casi adjudicadas», por lo que ha asegurado que se trata de un programa «de aplicación inmediata».