El primer encierro de las fiestas fue rápido y sin incidencias

La jornada festiva se completó con diversas actividades deportivas por la ciudad

0

El barrio de San Lorenzo celebró ayer por la mañana el primero de los tres encierros diurnos de las fiestas patronales con una gran asistencia de público en el trayecto y una escasa participación de corredores, que completaron el recorrido en apenas dos minutos.

El encierro comenzó con diez minutos de retraso sobre el horario inicialmente establecido debido a las pertinentes comprobaciones de seguridad realizadas previamente por la Policía Local y el Cuerpo Nacional de Policía.

Las reses salieron con rapidez desde los improvisados corrales de la calle Santa Águeda a excepción de uno de los astados, que se quedó en el interior y no participó en el encierro. El resto del grupo se mantuvo compacto hasta la mitad del recorrido, donde uno de los cabestros se separó de la manada y fue acompañado por uno de los mayorales.

Los corredores realizaron una carrera rápida, donde los momentos de mayor intensidad se registraron a la entrada de la plaza de toros de la calle Cardenal Zúñiga, donde algunos de los mozos resbalaron y cayeron a las puertas instantes antes del paso de las reses. La enfermería y los servicios médicos destacados en la plaza no tuvieron que atender a ningún herido.

La jornada continuó con diversas actividades por las calles y establecimientos del barrio.

Los jardines de la alamedilla de la Vía Roma acogieron, desde las once de la mañana un torneo de los tradicionales juegos de tanga y calva, en el que se dieron cita los más expertos jugadores del barrio, disfrutando así de una agradable jornada.

Los más jóvenes también tuvieron su momento de protagonismo con la celebración de unas jornadas de animación. Los niños se pintaron la cara, cantaron y rieron en un momento en que la nota predominante fueron las altas temperaturas.

El baile vermuth por las calles del barrio, que dio comienzo a la una y media de la tarde, fue el preámbulo para la ‘judiada’ en los jardines de la alamedilla de la Vía Roma. Allí, los vecinos y los integrantes de las diferentes peñas acudieron con diversos tipos de recipientes para recoger sus raciones y disfrutarlas en casa o en los locales de las peñas. La música acompañó a los asistentes durante la entrega de las judías.

Los eventos deportivos acapararon la mayor parte de la programación del día de ayer con la celebración de un campeonato de ping pong en el establecimiento de ‘el Peluja’, las semifinales del torneo de fútbol sala (tanto masculino como femenino), la milla urbana y una carrera ciclista.

A las nueve de la noche se comenzaron a poner de nuevo las talanqueras para la celebración del primer encierro nocturno que comenzó en torno a las diez y media de la noche.

En este encierro se tuvo que lamentar la caída de un corredor, que se golpeó con un bordillo y la cogida de otro en la plaza cuyo estado se desconocía al cierre de este diario. Los servicios sanitarios también tuvieron que intervenir retirando al primero en ambulancia. El joven no contaba con heridas de consideración. Fue un encierro rápido en el que se generó más expectación que por la mañana, ya que el número de público fue mayor.