El PEAHIS contempla ya el cambio de uso residencial en Las Concepcionistas

Arahuetes asegura que el Ayuntamiento estará “especialmente vigilante” ante cualquier proyecto a desarrollar en este inmueble en el futuro, al igual que el resto de instituciones competentes.

1

El acuerdo alcanzado por la congregación de las Madres Concepcionistas para la compra de unos terrenos en La Lastrilla en los que construirán su futuro centro educativo no ha pillado por sorpresa al Ayuntamiento de Segovia, que desde 2004 venía trabajando con la posibilidad de que la comunidad religiosa y educativa abandonara la ciudad para buscar una mejor ubicación en la que desarrollar su proyecto educativo.

El alcalde Pedro Arahuetes, en su comparecencia semanal ante los medios de comunicación, explicó ayer que el Ayuntamiento «ha sido sensible» hacia los intereses de las religiosas, consciente de que el actual edificio «no cumple con las necesidades de desarrollo de su oferta educativa». De este modo, el Plan Especial de las Areas Históricas (PEAHIS) prevé ya el cambio de uso del inmueble, que pasará de ser dotacional a residencial conforme a lo previsto por el documento urbanístico; modificación que según manifestó Arahuetes hará posible que las Concepcionistas «puedan hacer hucha» para llevar a cabo la construcción del futuro centro educativo.

El alcalde aseguró que esta modificación ha sido consensuada con la propia congregación y con el Obispado, institución esta última con la que el Ayuntamiento confía en llegar a un acuerdo para poder desarrollar el proyecto de aparcamiento en el Seminario «siempre respetando las condiciones marcadas por la propiedad, con quien estamos encontrando una buena sintonía».

El alcalde aseguró que el PEAHIS -actualmente en fase de información pública- solamente contempla la zona de Las Concepcionistas como la única posible para incrementar la edificabilidad en el entorno del casco antiguo, y en este sentido ironizó sobre algunas opiniones que consideran que «vamos a construir las Torres Kio», cuando no va a ser así. De este modo, señaló que una vez aprobado el plan especial «de la forma más adecuada y con el máximo consenso», el Ayuntamiento estará «especialmente vigilante» hacia cualquier proyecto urbanístico previsto para esta zona, ya que «un cambio de uso no significa que se pueda hacer lo que se quiera, y estaremos pendientes de que se cumpla la normativa al igual que lo estarán el resto de instituciones competentes como la Comisión Territorial de Patrimonio«.

Como informaba EL ADELANTADO en su edición de ayer, la congregación de las Madres Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza ha firmado un acuerdo de compra de unos terrenos en el municipio de La Lastrilla con el fin de construir allí un nuevo colegio para trasladar la actividad educativa que prestan en las instalaciones de la plaza Conde Cheste de la ciudad de Segovia.

El terreno adquirido ocupa una extensión de unos 20.000 metros cuadrados y está situado en el barrio de El Sotillo, donde la congregación prevé construir un complejo educativo que incluya un colegio, -con aulas, laboratorios, despachos, espacios comunes, etc.-, un área deportiva, con pabellón cubierto y pistas abiertas; y una escuela de Educación Infantil para acoger a niños de 0 a 3 años.