El PCAS rechaza los proyectos de presas en Lastras y Carbonero

El Partido Castellano demanda a la Confederación Hidrográfica del Duero que los nuevos embalses propuestos vayan fuera del cauce de los ríos Eresma y Cega.

4

El Partido Castellano (PCAS) ha expresado su firme rechazo a la propuesta de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), de construcción de sendas presas sobre los cauces del río Cega, en Lastras de Cuéllar, y del río Eresma, en Carbonero el Mayor, sumando casi 500 hectáreas inundadas.

Para los castellanistas, los proyectos planteados suponen “un gravísimo atentado medioambiental para el ecosistema fluvial y el bosque de ribera aledaño, además de producir potenciales daños sobre un gran número de posibles asentamientos arqueológicos que no ha sido convenientemente estudiados”.

La formación comunera sí comparte la necesidad de construcción de embalses en la zona, principalmente para asegurar el abastecimiento humano, condicionado por la contaminación por arsénico de lo acuíferos de la zona, pero pide que se contemplen fuera del cauce. “Parece que la Confederación no se entera o no quiere enterarse, de las modernas políticas en materia de agua. La construcción de grandes infraestructuras sobre los cauces fluviales forma parte del pasado, debido a su demostrado efecto nocivo sobre el ecosistema fluvial”, afirman.

En su opinión, la “excusa” dada por el presidente de la CHD, José Valín, del control de avenidas, para plantear estos proyectos, “tampoco sirve, pues como se vio el año pasado, no se puede controlar con medianos embalses este fenómeno natural de los ríos que vienen del Guadarrama”. El PCAS pone como ejemplo los daños causados por la crecida del río Riaza, que pese a tener un embalse como el de Linares, de 58 hectómetros cúbicos, no se pudo paliar. “Deben ser las llanuras de inundación y el cumplimiento de la legislación de zonas inundables, el mecanismo para disminuir los daños producidos por la crecidas cíclicas de estos ríos”, explican.

Desde el Partido Castellanista se propone el estudio de construcción de posibles embalses de pequeño tamaño, sobre el cauce de arroyos de la zona. La orografía de la zona permite plantear pequeños embalses fuera del cauce.