El Patronato del Alcázar encarga un estudio sobre la roca que sustenta el monumento

La empresa Geocisa analizará el estado de la piedra caliza en la que se construyó la fortaleza a través de georadar y no realizará sondeos con equipos de perforación

0

Asentado sobre el valle del Eresma, desde hace siglos el Alcázar se asoma hacia el río mostrando su imponente figura construida sobre la roca caliza, de la que parece emerger.

Conscientes de la belleza de este entorno natural, el Patronato rector de la fortaleza ha decidido realizar un estudio de la base rocosa que sustenta el monumento con el fin de poder evaluar su situación y contar con un documento que permita determinar futuras acciones si fuera necesario.

La junta del Patronato, en su sesión del pasado 15 de marzo encargó a a la empresa Geocisa la realización de un estudio geológico sobre el entorno rocoso del monumento, tras desestimar inicialmente otras opciones; ya que el objetivo incial de este estudio es “tener una idea clara de cual es el estado de la roca sobre el que se asienta para poder emprender posteriores actuaciones si fuera necesario”.

El alcaide de la fortaleza, coronel Alfredo Sanz y Calabria, explicó que Geocisa realizará un estudio con georadar y una inspección visual de la roca, sin que se vayan a realizar sondeos ccon equipos de perforación.

Asimismo, aseguró que el Patronato “siempre está pendiente de la seguridad del monumento en todas sus vertientes, y somos conscientes de que está asentado sobre una roca caliza que puede sufrir cambios de los cuales pueden derivarse problemas en su conservación, por ello queremos estar seguros de su estado actual”.

Sanz y Calabria aseguró que esta medida “hay que contemplarla en el conjunto de las que el Patronato viene adoptando de cara a la seguridad del monumento, al igual que hacemos en el simulacro que anualmente se viene realizando en la fortaleza para comprobar el sistema contra incendis, que ha sido aplaudido e imitado por algunas capitales con entornos monumentales”.