El obispo lamenta que los segovianos no realicen gestos solidarios en tiempo de crisis

Angel Rubio aboga por que las familias compartan con las parroquias un porcentaje del gasto de las celebraciones de Comunión

0

El obispo de Segovia, Angel Rubio Castro, ha valorado el apoyo mayoritario a la iniciativa que él mismo propugnó al inicio de la Semana Santa para que el clero diocesano aportara el 10 por ciento de su sueldo a las familias en paro a través de Cáritas.

La propuesta fue secundada por el 82 por ciento de los segovianos que participaron en la encuesta mensual realizada sobre este asunto por Segovia Opina para EL ADELANTADO, publicada en la edición de ayer.

El prelado segoviano manifestó su satisfacción por el “número elevado de adhesiones positivas a la decisión tomada y el deseo de que alcance a otros sectores”, refiriéndose a la opinión manifestada por la encuesta de que colectivos como los políticos, empresarios o altos directivos tengan también gestos solidarios.

Pese a ello, subrayó la “contradicción o doble moral” de los encuestados que manifiestan su adhesión y que reconocen no haber tenido un gesto solidario hacia los demás en los últimos meses, y lamentó que exista un modo de actuar basado en “los demás si pero yo no”.

comuniones El obispo se refirió también al apartado de la encuesta en el que los segovianos valoran el gasto en las celebraciones de Primera Comunión, y aseguró que la celebración de los sacramentos de iniciación cristiana (Bautismo, Confirmación y Eucaristía) “son motivo de alegría para las familias y para la comunidad cristiana, pues generalmente son recibidos por los más pequeños, los primeros en el corazón de Cristo. Sin embargo, se echa en falta, que en el despliegue económico y familiar que supone la celebración posterior al sacramento de la primera comunión, no tenga un reflejo en compartir esta alegría con nuestra comunidad parroquial”.

Rubio Castro subraya que más de la mitad de los encuestados reconoce que el gasto por familia es excesivo y el 82% reconoce que el consumismo se ha impuesto a la celebración de este sacramento por encima de lo normal, lo que supone para el obispo que “muchas veces olvidamos que el sacramento y los años de formación que reciben los niños, son un regalo de la comunidad, que los acoge, educa y les quiere”

El obispo vuelve a insistir en el dato contradictorio de la encuesta en el que los segovianos no dejan clara su opción por compartir un porcentaje de los gastos de las celebraciones con el resto de la comunidad cristiana, y aseguró que “sabemos que en muchas de las parroquias se prepara a los niños para que entreguen un donativo para obras de caridad, uniendo así el sacramento del amor con la práctica de la Caridad”.