El Obispado no se personará en la acusación por el robo de las coronas

La Junta anuncia que se pondrán en marcha comités territoriales y que se organizarán jornadas de formación en defensa.

1

El Obispado de Segovia no se personará como acusación particular en el robo cometido en el Santuario de la Virgen de la Fuencisla. Así lo confirmó ayer en Valladolid el delegado de Patrimonio de la diócesis segoviana, Miguel Ángel Barbado, tras participar en una reunión de trabajo sobre seguridad en el patrimonio de la Comisión Mixta Junta-Diócesis.

Barbado anunció que las medidas de seguridad del templo se reforzarán, para lo que el miércoles ya hay prevista una reunión, y matizó que “como se ha demostrado, y a pesar de tener una verja de ocho metros de altura, hay que cosas que no funcionaron del todo bien y se deben mejorar.

Por otra parte, destacó el arrepentimiento de uno de los dos ladrones al que de momento se le imputa el robo, afirmando que ahora será la justicia la que debe actuar. “Nosotros estaremos al margen del proceso judicial”. Cabe recordar que los dos detenidos, B.M.D., de 26 años de edad, y J.A.A., de 39 años, han insistido en que no han participado en el robo, aunque la Policía les atribuye la autoría o participación indirecta.

Comités conjuntos

En la reunión celebrada ayer en Valladolid se presentó el próximo Plan de Intervención del Patrimonio que la Junta aprobará en 2013 y que contará con un apartado específico destinado a la seguridad, según anunció la consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, tras la reunión del grupo de trabajo de seguridad de la Comisión Mixta Junta-Diócesis.

La consejera destacó que el futuro plan de seguridad se realizará con la participación de las diócesis, con las que ya existe una estrecha colaboración en el Plan Románico. En este sentido, García explicó que las investigaciones que se están desarrollando en materia de seguridad utilizando las nuevas tecnologías también se incorporarán al futuro Plan de Intervención.

Por otra parte, entre las nuevas acciones a corto plazo, la Junta acordó con las diócesis avanzar en las medidas de protección y seguridad de los BIC (Bien de Interés Cultural) de la Iglesia. Eso implicará la supervisión de forma inmediata de las medidas de protección y seguridad, con especial incidencia en aquellos que, “por su especial configuración o por su peculiar ubicación geográfica”, así lo requieran. A esto habrá que añadir la posterior aplicación de medidas, de acuerdo con las indicaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En este sentido, la consejera recordó que en Castilla y León existen 1.800 BIC, de los que 600 son propiedad de la Iglesia.

Otra de las medidas acordadas fue la creación de comisiones territoriales en las que participarán la Junta, las subdelegaciones del Gobierno de cada provincia y los respectivos obispados. Además, la consejera explicó que también se celebrarán jornadas de formación en seguridad impartidas por personal de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y dirigidas a los titulares y gestores inmediatos de los templos, entre ellos, a los párrocos, titulares de cofradías y alcaldes.

Por último, García, además de destacar la estrecha colaboración con las diócesis y la “rápida respuesta de la Iglesia” ante los últimos sucesos ocurridos, como en Segovia, resaltó los buenos resultados que el plan de protección del Plan PAHIS, destacando que en los últimos tres años se instalaron sistemas de alarma en 332 edificios.