El nuevo plazo para finalizar el CAT se alarga hasta el año 2019

Debido al pago de las sentencias que tiene que afrontar el Ayuntamiento, “lo que se plantea es la necesidad de escalonar más en el tiempo las inversiones”, explica Luquero

11

La intención del equipo de Gobierno socialista al afrontar directamente la construcción del Centro de las Artes y la Tecnología era tenerlo acabado en 2018 y, así, empezar a acoger nuevos proyectos que supongan empleos e inversiones económicas para la ciudad. Sin embargo, no será 2018, sino 2019 cuando se termine, según explicó ayer la alcaldesa, Clara Luquero.

“Lo que nosotros esperábamos en un principio hacer en un plazo más breve va a tener que hacerse en un plazo más amplio”, dijo, puntualizando que “la inversión en el CAT vamos a tener que hacerla, seguramente, en tres años”.

La razón hay que buscarla en los pagos que tiene que afrontar el Consistorio en los próximos ejercicios debido a las sentencias desfavorables dictaminadas este año. “Hay que afrontar problemas y, cuando hay que afrontar problemas, hay que escalonar. Igual que se ha hecho un plan de pagos en relación con las sentencias pues hay que hacer un planeamiento de inversiones diferente”, apuntó la mandataria. “No es lo deseable, no es lo que nos gustaría, pero los problemas han llegado a este equipo de Gobierno, vengan de cuando vengan, y hay que afrontarlos y resolverlos y punto”, insistió.

Aún así, dijo, se sigue trabajando para que el CAT se convierta en una inversión de futuro y acoja importantes proyectos como el Instituto de Danza Alicia Alonso, de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, ya que, aunque aún no se ha firmado el acuerdo alcanzado hace ya varios meses, “nosotros seguimos delimitando cómo iría ese proyecto”.

Pero, añadió Luquero, “lo importante para proceder a una concesión, a una tramitación de estas características, es que tengamos el edificio del CAT concluido y ahí vamos, se está delimitando hasta dónde va el proyecto, porque no se puede hacer una concesión hasta que el edificio no esté concluido”.

En cuanto a la polémica respecto a los plagios de los que se acusa al rector de la Universidad Rey Juan Carlos, apuntó que “nosotros nos quedamos al margen”.

Presupuesto municipal El equipo de Gobierno ya está trabajando en el presupuesto municipal que manejará el Ayuntamiento el próximo año, trabajo que no está concluido, dijo ayer la alcaldesa, Clara Luquero, y es por ello por lo que los grupos de la oposición aún no conocen las cuentas públicas para el próximo año, algo de lo que el Grupo Popular ya se ha quejado. En respuesta a las declaraciones realizadas esta semana por su portavoz, Raquel Fernández, Luquero dijo ayer que “cuando los presupuestos estén vistos por Intervención los tendrán y tendrán tiempo para verlos y estudiarlos y ya está, no hay que volverse locos. Caemos en esa oposición de queja permanente, de yo no lo tengo, yo no lo veo… y cuando uno quiere trabajar se pone y lo ve rápido, que yo soy la alcaldesa y tengo un millón de cosas y lo veo rápido si hace falta. Así que no hay que volverse locos con ese tema”.

Añadió la alcaldesa que primero será el equipo de Gobierno con los servicios municipales correspondientes los que vean el documento y luego se lo harán llegar al resto de los grupos con representación en la corporación. Además, dijo “el presupuesto se verá en diferentes comisiones y, si hace falta, se hará una reunión previa”, aunque no está previsto crear una mesa específica, como se ha hecho con las tasas y precios públicos durante este ejercicio.

La regidora no quiso avanzar detalles de cómo será el presupuesto municipal para 2017 y llamó a la prudencia, ya que “este año ha sido un año muy positivo en muchas cosas, pero también de disgustos en otras y ese problema hay que resolverlo —afirmó en relación a las dos sentencias a las que tiene que hacer frente el Ayuntamiento—. Hemos llegado a dos acuerdos, en relación con las dos sentencias, de planes de pago y eso lógicamente va reflejado en el presupuesto”.

“No esperamos que la oposición arrime el hombro —concluyó—, pero por lo menos, en lugar de dedicarse a criticar permanentemente, que nos dejen trabajar, porque nosotros [el equipo de Gobierno socialista] tenemos la obligación de resolver los problemas que llegan al tejado municipal, vengan de cuando vengan”.