El nuevo Parque de Bomberos será una realidad en el verano de 2010 tras invertir dos millones de euros

El alcalde y el consejero de Justicia e Interior de la Junta participaron ayer en el acto de colocación de la primera piedra del futuro edificio, que se emplazará en Nueva Segovia.

1

El futuro Parque de Bomberos de Segovia, que se emplazará en el barrio de Nueva Segovia, será una realidad en el verano de 2010, tras 15 meses de obras y una inversión de más de dos millones euros. Así se puso ayer de manifiesto en el acto de colocación de la primera piedra que protagonizaron, en representación de las dos administraciones que cofinancian la ejecución del proyecto, el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes (PSOE), y el consejero de Justicia e Interior de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (PP).

El acto, que se celebró bajo un sol de justicia, congregó a una nutrida representación de la sociedad segoviana. Junto a diversos miembros de la corporación, en la parcela — que se sitúa en el barrio de Nueva Segovia, junto a la avenida de Gerardo Diego, en los terrenos coincidentes con el recinto ferial— se dieron cita, entre otras autoridades, la subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrigo, y el delegado de la Junta, Luciano Municio; además de parlamentarios, representantes de las fuerzas de seguridad o del movimiento vecinal.

El Ayuntamiento decidió no esperar a conseguir los más de 20 millones de euros que precisa el proyecto diseñado por el estudio Santatecla Arquitectos y abordar la primera fase de obras correspondiente al edificio de Bomberos. El proyecto completo, además del Parque de Bomberos, incluye un edificio de Protección Civil y la Jefatura de Policía Local, que se llevarán a cabo en distintas fases.

El presupuesto de la obra correspondiente al edificio y garajes del Parque de Bomberos asciende a más de 2 millones de euros (2.059.693,74 euros), de los cuales la Junta de Castilla y León ya ha aportado 600.000 euros y está pendiente de aprobar otros 600.000 euros dentro de la presente anualidad, corriendo el Ayuntamiento de Segovia con los restantes 859.693,74 euros.

La obra, que comenzará en los próximos días, se adjudicó en noviembre de 2008 a Construcciones Hormigones Martinez S.A y está previsto que termine en el mes de julio de 2010. El Gobierno municipal espera ir consignando nuevas cantidades en los presupuestos municipales y recabar en el futuro más fondos de la administración regional para acometer en los siguientes años la globalidad del proyecto.

Tras conocer algunos detalles del proyecto, de la mano de los técnicos de la constructora y de los arquitectos del estudio Santatecla, Mañueco y Arahuetes dirigieron unas palabras y procedieron al acto simbólico de colocación de la primera piedra.

Mañueco subrayó que el Ejecutivo que preside Juan Vicente Herrera es un Gobierno “comprometido con las corporaciones locales” y “con la mejora de las instalaciones e infraestructuras” que persiguen garantizar la seguridad de los ciudadanos de la Comunidad. “Es un gobierno profundamente comprometido con las corporaciones locales”, dijo Mañueco, quien explicó que desde 2005 hasta ahora la Junta de Castilla y León ha duplicado las ayudas que recibe tanto la ciudad y provincia de Segovia. En concreto, según añadió, la Consejería de Fomento ha aportado a la provincia de Segovia en torno a los 30 millones de euros, y a la ciudad unos 7 millones, de los que 1,8 millones han sido en este año 2009; a lo que hay que sumar los 600.000 euros para financiar la primera fase de obras del nuevo Parque de Bomberos de la ciudad.

Tras incidir en que la ayuda económica al Parque de Bomberos suponía cumplir un compromiso del presidente Herrera con el alcalde de Segovia, Mañueco calificó el proyecto como un “símbolo” de la necesaria cooperación institucional y dejó entrever que el hecho de que un proyecto tan “ambicioso” pudiese ejecutarse en varias fases suponía un acierto.

Por su parte, Arahuetes agradeció la cooperación de la Junta para materializar “este gran proyecto de ciudad”. “Es un proyecto para mejorar la seguridad y creo que es una buena noticia para todos los segovianos (…) sin la ayuda y colaboración de la Junta este proyecto no se podría llevar a cabo”, agregó el alcalde.

Arahuetes indicó que el inicio de las obras le suponía una gran satisfacción, en tanto que el Parque de Bomberos, en su ubicación actual, en la avenida de Padre Claret, lleva funcionando alrededor de 40 años, en unas instalaciones que “se han quedado ya totalmente obsoletas y muy pequeñas para las necesidades de una plantilla como la que tenemos ahora, con 44 bomberos y 14 vehículos”. “Con esta nueva construcción —añadió Arahuetes— se cumple una antigua reivindicación municipal de casi 20 años”.

El alcalde agregó que el objetivo fundamental de la nueva infraestructura es la de dotar al cuerpo de bomberos de “las mejores condiciones laborales para quienes se enfrentan día a día a todo tipo de situaciones imprevistas y muchas veces peligrosas con una firma vocación de servicio a la comunidad”.