El manchego Javier Lorenzo gana el Premio Jaime Gil de Biedma

La obra galardonada, “Territorio frontera”, fue elegida por el jurado entre los casi 300 títulos presentados Marcos García Rey consigue el único accésit por “Lenguas de cobre”

2

El escritor manchego Javier Lorenzo Candel (Albacete, 1967) ganó ayer el Premio Jaime Gil de Biedma de Poesía, en su vigésimo segunda edición, con su poemario “Territorio frontera”. El Premio fue fallado a primera hora de la tarde de ayer en la sede de la Diputación Provincial de Segovia, entidad que convoca el premio, por un jurado presidido por el titular de la institución provincial, Francisco Vázquez, e integrado por Luis María Anson, Antonio Colinas, Juan Manuel de Prada, Víctor García de la Concha, Carlos Fernández Aganzo, Jesús García Sánchez (de la Editorial Visor, que publica las obras premiadas) y Gonzalo Santonja (coordinador del premio).

El jurado decidió conceder el premio, dotado por la Diputación con 10.000 euros, a “Territorio frontera”, de Javier Lorenzo, un poemario definido por Gonzalo Santonja como “un libro de intensidades, a veces muy tierno, a veces muy emocionado”. “Es un poemario que transita por los espacios que no hemos habitado jamás y los que no hemos abandonado nunca”, añadió el coordinador del premio.

En cuanto al autor, Santonja apuntó que se trata de un autor con bastante obra publicada, tanto poesía como ensayos, y que también ha sido crítico literario en El Cultural y Blanco y Negro. “Se trata de una persona con muchas lecturas, representante cabal de una poesía de corte clásico”, dijo.

El único accésit de esta edición, dotado con 3.000 euros por el Ayuntamiento de Segovia, fue para el periodista y escritor Marcos García Rey, por su obra “Lenguas de cobre”, un trabajo que Santonja adscribió al “realismo sucio” y que aborda “desde una formación cultural muy amplia y con una mirada muy universal”, temas de la máxima actualidad, como el conflicto palestino-israelí.

El presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, aprovechó el acto en que se hizo público el fallo del jurado para reafirmar el apoyo decidido de la institución provincial al premio, recalcando que estas iniciativas son aún más necesarias en momentos de crisis. En este mismo sentido se manifestó el coordinador del galardón, Gonzalo Santonja, quien apuntó que el Gil de Biedma “sigue creciendo en número d manuscritos y también en pluralidad de voces poéticas”.

EL GANADOR

Javier Lorenzo Candel, nacido en Albacete hace 44 años y residente en la capital albaceteña, mostraba ayer su alegría por la concesión del Premio Internacional de Poesía Jaime Gil de Biedma. Según comentó en declaraciones telefónicas a esta Redacción, era el propio presidente de la Diputación el que le daba la noticia poco antes de las dos de la tarde. “Estoy muy contento por el prestigio del premio, por el jurado, por publicar en Visor… pero también porque creo que es un libro muy interesante, con unas características que tenía muchas ganas de que estuviera en la calle, de que lo reciban los lectores”.

En este sentido, explicó que “Territorio frontera” se refiere a una etapa de la vida, “a esa edad que ya no es la juventud, pero tampoco la senectud, que pueden ser mis 44 años, y cómo te enfrentas a las circunstancias de ese momento”. “En mi poesía anterior he hablado de mi relación con el exterior, con la naturaleza, con la ciudad…, pero en este momento describo mi relación conmigo mismo, lo cual suele ser un camino de vuelta, porque normalmente de lo primero que habla alguien que escribe poesía es de sí mismo, de sus sentimientos”, describió.