El Hospital General recoge 77 donaciones de sangre de cordón umbilical desde 2010

Las extracciones permiten tener una fuente importante de células madre que pueden utilizarse en trasplantes ante enfermedades hematológicas

4

Los equipos del Hospital General han recogido 77 donaciones de sangre del cordón umbilical desde el año 2010, cuando el Complejo Asistencial segoviano recibió la autorización de la Junta de Castilla y León para llevar a cabo esta práctica, hasta junio de 2013.

El conjunto de hospitales de la región suma más de 3.000 donaciones de esta valiosa fuente de células madre, si bien hay que recordar que aunque el programa de donación de sangre cordón umbilical (es la sangre del feto contenida en la placenta y en el cordón umbilical después del parto) llegó a Segovia en febrero de 2010, ya estaba implantado en otras provincias de la Comunidad desde 2008.

Según los datos aportados por la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, a lo largo de 2012 se han extraído 29 donaciones en Segovia, y en el primer semestre de 2013 (datos cerrados a la espera del balance anual) se han hecho cuatro.

La Consejería de Sanidad recuerda que pueden ser donantes todas aquellas mujeres sanas que expresen su deseo de ser donantes, den a luz a un hijo sano y no tengan riesgo de transmitir ninguna enfermedad infecciosa como hepatitis o SIDA.

El Centro Regional de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León (Chemcyl), que depende de la Consejería de Sanidad, realiza la coordinación y distribución de derivados de la sangre con el fin de atender las necesidades diarias de los Hospitales de la Comunidad y, entre las labores que realiza, destacan la atención de donaciones de sangre, la recogida de sangre de cordón umbilical, y la captación de donantes de sangre y médula ósea.

La recogida de sangre de cordón umbilical es una fuente importante de células madre, que propician de manera satisfactoria la renovación de células sanguíneas y regeneran órganos dañados por ciertas enfermedades.

La sangre de cordón umbilical (SCU), al igual que la médula ósea y la sangre periférica movilizada, es rica en células progenitoras hemopoyéticas y por ello se han utilizado en trasplantes de enfermedades hematológicas (leucemias, inmunodeficiencias o enfermedades metabólicas, por ejemplo).

La demanda de padres que desean donar la SCU de sus hijos es cada día mayor, ya que existe un mayor conocimiento por parte de la población de la existencia de la sangre de cordón umbilical y de sus posibles aplicaciones.