El Grupo Popular habla de “dejadez” y “chorreo” en la gestión de Evisego

Sin observaciones negativas. El portavoz socialista recalcó que el informe de auditoría sobre la empresa municipal de vivienda no recoge advertencias

2

Todo indica que Evisego, la Empresa Municipal de Suelo y Vivienda del Ayuntamiento de Segovia, volverá a ser en este mandato corporativo uno de los puntos de fricción entre el equipo de gobierno socialista y la oposición, al menos con el Grupo Municipal Popular. El desencuentro ya empezó, aunque tímidamente, cuando a primeros de julio se nombraron los representantes municipales en el consejo de administración de la sociedad pública y ayer ocurrió de nuevo cuando la corporación abordó en el pleno el informe de auditoría a Evisego.

El Partido Popular dejó claro que no va a pasar ni una y lo que parecía ser un punto de trámite en la sesión plenaria, una mera información a los grupos municipales, se convirtió en un debate sobre si la gestión de Evisego está siendo o no la correcta. El concejal del PP Javier Encinas no dudó en calificarla de “dejadez” e incluso de “chorreo” constante de dinero hacia la sociedad desde las arcas municipales. Llegó a decir que, a la vista del informe de Audespa, la empresa auditora de las cuentas de 2014, “entiendo porque el Grupo Municipal Popular fue tan beligerante en mandatos anteriores con este asunto”.

En este sentido, Encinas llamó la atención sobre una serie de puntos que recoge el citado informe en relación al sistema de control interno y la atribución de funciones de la plantilla —el gerente y un auxiliar administrativo—, algunas lagunas en la tesorería y en el proceso de contabilidad e incluso que en una de las cuentas bancarias de la empresa municipal todavía figure como apoderado el anterior alcalde, Pedro Arahuetes. “Una cuestión que no debería llevar mucho tiempo solucionar”, señaló el concejal del principal grupo de la oposición para ejemplificar porque hablaba de dejadez del gestor.

Otros aspectos que dijo recoge la auditoría son la lentitud en el proceso de facturación, lo que genera problemas de liquidez, y la disminución de ingresos por alquileres de viviendas municipales. Aquí señaló que de un parque de más de un centenar gestionadas desde Evisego, en 2014 “la mitad o menos han estado ocupadas; no se si el sueldo del gerente está justificado”.

En cuanto a las previsiones para 2015, recordó que la empresa pública recibe una subvención de 100.000 euros, que recientemente se aprobó una ampliación de capital y que la remuneración del gerente asciende a 49.835 euros, que alcanza los 60.000 si se tienen en cuenta los gastos generados por las cotizaciones a la Seguridad Social, llegando a compararlo con el sueldo de la alcaldesa. Eso, unido a la partida presupuestaria para cambiar el sistema de calefacción en viviendas de la empresa “es un suma y sigue, se aporta más y más dinero y es un chorreo constante”, añadió.

Por su parte, el portavoz socialista y concejal delegado de Economía y Hacienda, Alfonso Reguera, recalcó que el informe de la auditoría de cuentas de Evisego no recoge ninguna observación negativa, ni recomendación o advertencia alguna.

Explicó, por otra parte, que “tenemos una pelea con el auditor porque con una plantilla de dos empleados no parece lógico delimitar funciones”, aunque sí admitió que las firmas de algunas cuentas bancarias tienen que actualizarse, lo que dijo se hará ahora que hay una nueva corporación.

En cuanto a la gestión del alquiler de viviendas municipales, sostuvo que la escasa ocupación se limita a las que son propiedad de Evisego, las 56 del edificio de la calle Bomberos y no al total del parque municipal.

Negó también Reguera que haya dejación por dejar de facturar cantidades pendientes, y comentó que la única no cobrada corresponde a la unión temporal de empresas VPOSegovia “porque se pactó con esta empresa” la entrega cuando se haga efectiva la propiedad del suelo de un terreno de forma triangular en Baterías, lo que no se hará antes de la firma prevista próximamente de un convenio con el Ministerio de Defensa para la cesión de los terrenos del antiguo Regimiento de Artillería.

Desde el Grupo Municipal de UPyD, Cosme Aranguren mostró su extrañeza por este análisis de la gestión de Evisego cuando se trataba de un trámite de información al pleno y dijo que los grupos se daban por enterados y habría ocasión de abordar el asunto más a fondo.