El fundador de Next Limit explicó en Segovia el éxito de esta empresa en Hollywood

Víctor González, ingeniero, ha participado en una actividad organizada por la Escuela de Comunicación de IE University

0

“En España hay mucho talento en el campo de la infografía, pero falta una industria montada para explotarlo”. Así lo puso de manifiesto en la Escuela de Comunicación de IE University el ingeniero Víctor González, uno de los fundadores de la empresa Next Limit, que desarrolla programas que permiten simular procesos físicos naturales y de iluminación para las superproducciones del cine comercial.

Los artistas visuales de la película ‘El curioso caso de Benjamin Button’ —que fueron galardonados con un Óscar este año por sus efectos especiales— utilizaron precisamente uno de los softwares ideados por esta empresa española para simular de fluidos para efectos visuales. Todos los espectadores recuerdan la escena final en la tercera entrega de ‘El Señor de los Anillos’, aquella cuando muere Gollum al caer al abismo fulminado por la lava tras arrancar el Anillo a Frodo y celebrar que había conseguido su “Tesoro”. El realismo de aquel líquido volcánico en la pantalla fue posible gracias a un software “made in Spain”. Los productores de ‘El Retorno del Rey’ utilizaron el programa desarrollado por la empresa española Next Limit, que desde hace diez años se dedica a proporcionar programas informáticos muy sofisticados a la industria del cine comercial.

En ‘El curioso caso de Benjamin Button’ se utilizó el programa denominado RealFlow, un simulador de fluidos para efectos visuales empleado también en películas como ‘300’, ‘La búsqueda’, ‘Matrix’, ‘Final Fantasy’, ‘Tomb Raider 2’ o ‘Minority Report’.

El software de Next Limit es capaz de recrear o simular todo tipo de fluidos en la pantalla, indicó González el viernes en Segovia, desde una gota que cae por una ventana hasta el golpe violento de un tsunami sobre una playa llena de turistas. Y es que las productoras más importantes de EE.UU, Europa o Japón reclaman la tecnología que un día diseñaron y que han ido perfeccionado Víctor González e Ignacio Vargas.

“Empezamos prácticamente sin medios, como un hobby, a desarrollar prototipos y a venderlos por Internet a los estudios de cine de Hollywood”, afirmó González. Ahora, su programa RealFlow es fundamental si se quiere plasmar en el cine el mar de una tormenta o la cara envejecida de un personaje. Esta empresa española, con una plantilla de cuarenta personas y ubicada en Madrid, es a día de hoy un referente internacional en cuanto a los avances tecnológicos aplicados a la cinematografía.

La creación de un programa informático que no existía en el mercado y la constancia en el trabajo son las claves de su éxito internacional, indicó González. Reconoció que más del 90% de su trabajo se destina al mercado internacional. “En España, solo un 5% de las productoras solicita sus servicios”, añadió. En este sentido, González afirmó que “en nuestro país hay mucho talento pero no hay una industria fuerte en infografía, lo cierto es que Estados Unidos está a años luz de nosotros”. El software de Next Limit se usa habitualmente en el campo de la publicidad. Para la realización de anuncios de yogures, detergentes o de cualquier producto donde aparezca el movimiento de un fluido o líquido.