El folclore toma Segovia

El XXVII Festival Folclórico Internacional de La Esteva finaliza con danzas de Benin, Puerto Rico y Estados Unidos.

5

Danzas exóticas, coloristas, tradicionales e innovadoras de distintos lugares del mundo inundaron las calles de Segovia para ofrecer un multicultural pasacalles desde San Millán hasta la Plaza Mayor, donde obsequiaron a todos los espectadores con un recital de bailes con el que quedaron entusiasmados mientras captaban el momento con sus cámaras.

Ante la mirada de la alcaldesa, Clara Luquero, turistas y segovianos, los folcloristas realizaron una exhibición de danza en la Plaza Mayor. El Ballet Nacional de Benin deleitó al público con bailes aeróbicos centrados en rituales de vudú acompañados de la percusión de tambores. El grupo Santa Cecilia de Huesca destacó por la jota aragonesa que dedicó a Luquero y Rosa Velasco, presidenta de ‘La Esteva’; ‘Trinity Irish Dancers’, procedente de Estados Unidos ofreció una pequeña muestra de danza irlandesa animada por palmas; el grupo de danzas ‘La Esteva’ de Segovia, anfitrión del festival, ofreció la típica jota segoviana acompañada por dulzaina y tamboril. Por último, tuvo lugar la interpretación de ritmos salseros a cargo del grupo ‘Gíbaro’ de Puerto Rico que destacó por su colorida vestimenta y por involucrar al público en su baile.

Clara Luquero durante la recepción de los danzantes afirmó que este festival “supone un encuentro con las tradiciones folclóricas llegadas desde distinas partes del mundo” y que “ es una actividad para no perder porque realmente le da un ambiente a la ciudad multicultural explendido que disfrutan tanto los segovianos como los turistas que nos visitan estos días, ya que llenan las calles de color y de exotismo a lo que se suma las actuaciones a los pies del Acueducto”.

Todo esto solo fue el principio de un gran colofón final del XXVII Festival Folclórico Internacional de La Esteva, ya que los pies del Acueducto acogieron la gala de clausura, en la que todos los espectadores disfrutaron de un amplio repertorio de danzas.

FESTIVAL

Más de 200 artistas intervinieron en el festival que comenzó el día 11 de julio y se cerró la noche del ayer, tras ofrecer pasacalles y galas en Segovia y en diferentes municipios de la provincia como en Carbonero el Mayor.

El Grupo de Danzas ‘La Esteva’, fundado en 1942 ha centrado su tarea en la recuperación e investigación del rico y variado folclore segoviano, con gran calidad artística en la interpretación y puesta en escena. Su amplio repertorio está formado por unas 60 danzas y bailes como jotas, seguidillas, bailes, corridos, bailes de boda, pasacalles, danzas de paloteo, bailes rituales y danzas en procesión.

Ha actuado en numerosos lugares de España,así como en Argelia, Alemania, Brasil, Francia, Italia, Suiza, Polonia y Puerto Rico, entre otros.

El objetivo de la asociación ha sido desde siempre la recuperación y la divulgación del folclore de la provincia de Segovia, cuyo máximo exponente es la escuela de danza ‘La Esteva’ que actualmente cuenta con más de 250 alumnos.

DIFICULTADES ECONÓMICAS

Rosa Velasco, en la rueda de prensa ofrecida para anunciar el festival declaró las dificultades económicas a las que han tenido que hacer frente para poder sacar adelante el Festival, optando por reducir los días de programación para mantener el número de grupos. “Necesitamos y rogamos seguir contando con las ayudas institucionales”, señaló la presidenta de la Asociación Cultural ‘La Esteva’, recordando que tras veintisiete años de trayectoria nadie puede poner en duda “la importancia, presencia y valía” del Festival Folclórico Internacional ‘La Esteva’ que ofrece en Segovia “patrimonio, cultura y alegría”.

Clara Luquero, Alcaldesa de Segovia y Presidenta de la Fundación Juan de Borbón, patrocinadora del cértamen, afirmó que “el festival, que cumple su vigesimoséptima edición, no debe perderse puesto que el Grupo de de Danzas ‘La Esteva’ lo organiza con mucho esfuerzo, trabajo y cariño y nutre a la ciudad de un ambiente multicultural excelente” y en la recepción, dirigiendose a los danzantes afirmó que “somos gentes abiertas, tan abiertos como los arcos del Acueducto, por lo que es un lujo teneros entre nosotros”.