El colegio de Valsaín, premio nacional del Ministerio de Educación

‘La Pradera’ entra en la lista de galardones más prestigiosos del ámbito educativo destinados a centros de enseñanza.

17

El Centro de Educación Infantil y Primaria “La Pradera”, de Valsaín, ha conseguido el Premio Nacional a la Mejora del Éxito Educativo de 2013 que concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

La valoración alcanzada por el proyecto “Medidas de éxito educativo en una Comunidad de Aprendizaje”, dentro de los galardones otorgados a centros docentes, supone la entrega de un premio dotado 10.000 euros al colegio de Valsaín.

Los premios que se conceden en esta categoría tienen por objeto el reconocimiento a aquellos centros docentes españoles que impartan enseñanzas no universitarias del sistema educativo y que desarrollen proyectos educativos que contribuyan a la mejora de la calidad educativa. Se centran en las áreas de: cultura de paz, no violencia y convivencia e igualdad entre hombres y mujeres; uso y aplicación de las tecnologías de la información y comunicación con fines didácticos; inclusión del alumnado que presenta necesidades educativas especiales normalizando su proceso de aprendizaje; desarrollo de actuaciones de dinamización e innovación en el aprendizaje de las competencias de lectoescritura y audiovisuales; impulso de actuaciones dirigidas a promover la sostenibilidad social, medioambiental y económica; salud integral; y mejora del éxito educativo.

Una comunidad de aprendizaje es un proyecto de transformación de centro, a través del aprendizaje dialógico, que apuesta por la apertura de la escuela a la participación de la comunidad educativa, dando una respuesta educativa igualitaria a la actual sociedad de la información. Es decir, es un proyecto de cambio en la práctica educativa para responder a los retos de la educación del siglo XXI.

Hace justo un año, este diario recogía unas declaraciones de la directora del colegio, Azucena Jiménez, en las que explicaba que el proyecto que estaban desarrollando buscaba “despertar las ilusiones por aprender y enseñar, ofreciendo una educación de calidad, fomentando la autonomía del profesorado a través de la innovación, la experimentación, investigación y aprendizaje en las aulas, y la participación de las familias, los voluntarios y la comunidad, en la educación integral de los niños, transformando a su vez el entorno, para que sea más enriquecedor para todos”.