El cementerio de Segovia puede recibir enterramientos durante otros 15 años

La construcción de 700 nichos y la recuperación de espacios que ocupaban los enterramientos de suelo hacen pensar al Ayuntamiento que la necrópolis estará en uso, al menos, tres lustros.

37

El cementerio del Santo Ángel de la Guarda, inaugurado en el año 1821, cumplirá su bicentenario ejerciendo la función para la que fue creado, toda vez que, en la actualidad, tiene capacidad de enterramiento durante, al menos, otros 15 años, de acuerdo con las previsiones que maneja el Ayuntamiento de Segovia.

La etapa, no tal lejana, en la que se atisbaba que el camposanto completaría su aforo ha quedado superada. La construcción de cerca de 700 nichos, una obra realizada en los últimos años, permite garantizar el futuro, al menos a medio plazo, del Santo Ángel de la Guarda.

A fecha de hoy, la necrópolis segoviana cuenta con cerca de 650 nichos libres (de ellos, 250 en columbarios). Además, el Ayuntamiento ha llevado a cabo una intensa labor de recuperación de espacios que ocupaban enterramientos de suelo. “Ahora mismo, no hay ningún problema de espacio”, insistía ayer el concejal de Servicios Sociales, Andrés Torquemada.

En cualquier caso, el cementerio tiene otras necesidades. Aunque en los últimos ejercicios las actuaciones en la necrópolis se han centrado en reformar los tejados y las canalizaciones, pintar los patios que se hallaban en peor estado y adquirir escaleras móviles para facilitar el acceso a los nichos más altos, el Ayuntamiento pretende continuar con la política de mejoras del complejo, en la que se incluiría la construcción de unos baños públicos en el espacio ahora ocupado por la sala de autopsias. “Esperamos alcanzar un acuerdo con la empresa del tanatorio [Agencia Funeraria Santa Teresa S.L.] para que las autopsias se hagan en sus instalaciones, y poder liberar así el espacio que dedicamos en el cementerio a sala de autopsias”, explica Torquemada.

Con respecto a la gestión del Santo Ángel de la Guarda, el concejal de Servicios Sociales aseguró que el Ayuntamiento “no descarta” la posibilidad de sacar a concesión administrativa la explotación de la necrópolis, aunque advirtiendo, seguidamente, que “ahora no es una prioridad”.

En cumplimiento de la legislación vigente, y coincidiendo con la evolución de los usos funerarios de los segovianos — se detecta un incremento de las incineraciones en detrimento de las inhumaciones—, Torquemada indicó que el Ayuntamiento quiere además firmar otro convenio con Agencia Funeraria Santa Teresa S.L., en relación al crematorio, instalación que impulsa dicha sociedad y que, previsiblemente, entrará en funcionamiento la próxima primavera. En este sentido, el Ayuntamiento buscará “ventajas económicas” para los segovianos que deban utilizar tal servicio. “Estamos convencidos de que en el momento que Segovia cuente con crematorio, la cifra de incineraciones va a crecer muy rápidamente”, adelanta Torquemada.

Origen y costumbres de Los Santos.- El día de Todos los Santos es, en realidad, una fiesta de origen celta que luego sería cristianizada, tarea en la que influyó especialmente Alcuino (735-804), consejero de Carlomagno. Más tarde, en 1475, el 1 de noviembre se convirtió en la fiesta de Todos los Santos, por orden del papa Sixto IV. Es por tanto, una fiesta muy antigua, de más de quinientos años, que generó numerosas costumbres, aunque la mayoría de ellas ya desaparecidas.

En la provincia de Segovia, llama la atención que, hasta no hace muchas décadas, durante toda la noche se tocaban las campanas de las iglesias (el sacristán y los quintos, habitualmente). Una de las costumbres más curiosas era la que tenía lugar en Cantalejo, donde la noche de Todos los Santos los mozos salían a rondar a las casas donde habitaban los familiares de los últimamente fallecidos. También en Aldeanueva de la Serrezuela se rondaba esa noche con coplas dedicadas a las ánimas del purgatorio. En Olombrada, según una crónica de Abel Pecharromán publicada en EL ADELANTADO en 1984,

“Cuando se hace de noche el día de los Santos, empiezan a sonar las campanas por los difuntos. Apenas empiezan a tocar, salen 6 u 8 señores por el pueblo, casa por casa, ‘a pedir por las ánimas benditas’. (…) Todo se va llevando a una habitación aneja a la iglesia, y una vez terminado el recorrido por el pueblo, las campanas dejan de tocar, y se procede al famoso «monedeo» o subasta de las limosnas recogidas. El importe de lo subastado se le da al párroco, para sufragios por las almas del purgatorio”.

Quedan 6 meses para abrir el crematorio.- Segovia está ya en la cuenta atrás para la inauguración del crematorio. “Las obras van de maravilla”, informó ayer Óscar de la Fuente, de ‘Agencia Funeraria Santa Teresa S.L.’. Las instalaciones, que previsiblemente entren en funcionamiento en abril de 2011, se sitúan en el kilómetro 1,27 de la carretera de Arévalo, CL-605 —entre la gasolinera y la carretera que, partiendo de la CL-605, se dirige al Club de Tenis Juan Bravo—.

El complejo, cuyo proyecto firmó Federico Coullaut Varela, tendrá un diseño singular. Además del horno, las instalaciones contarán con una sala previa a la incineración —con objeto de que los familiares que quieran puedan observar por última vez los restos del fallecido—, una capilla y una pequeña oficina. Como servicio adicional, el proyecto contempla un espacio para tomar café o bebidas. Además, habrá un gran aparcamiento.

Datos curiosos.-

387 En 2009, el número de enterramientos en el Santo Ángel de la Guarda fue de 387 (270 en nichos, 66 en tierra, 26 laudes y 25 panteones). En 2010, hasta el 30 de septiembre, los enterramientos han sido 292.

80. La edad media de los 387 enterrados en 2009 fue de 80 años. Dicha edad media permanece invariable entre los enterrados en 2010.

25%. Entre los enterrados en el Santo Ángel de la Guarda llama la atención que cerca de 25% sean personas que no residen en Segovia. En 2009, el número de traslados desde fuera de Segovia fue de 102; este año ya suman 87.

Incineración

La incineración es solicitada cada vez por un mayor número de segovianos. En el año 2009, al cementerio del Santo Ángel llegaron las cenizas de al menos 39 personas. En lo que va de 2010, la cifra es ya superior, 46.

Centenarios.

Segovia es una provincia con un alto número de centenarios. En 2009 se enterraron en la necrópolis segoviana 4; este año, 7.