El campus María Zambrano inaugura el curso de transición hacia la nueva sede

El rector de la Universidad de Valladolid, Marcos Sacristán, admitió que en 2012 no habrá presupuesto de la Junta de Castilla y León para las obras pero no dio por cerrada “la posibilidad de hacer la licitación de la segunda fase en ese año”.

9

El rector de la Universidad de Valladolid (UVa), Marcos Sacristán, inauguró ayer el curso académico 2011/2012 en el campus de Segovia con una ceremonia a la que acudieron las autoridades segovianas y los profesores de la institución académica, pero en la que la ausencia de alumnos dejó la imagen de un desangelado salón de actos del Palacio de Mansilla.

Este es un curso puente que abre y cierra etapas para la comunidad segoviana en un momento de grandes dificultades económicas que exigen que el proceso de cambio se afronte con racionalidad, responsabilidad y mesura, tal y como se evidenció en la sesión de apertura del año universitario. Ha sido la primera ceremonia en la que el rector ha utilizado el nombre María Zambrano para mostrar la identidad del campus segoviano, y la última vez que la inauguración tiene lugar en el Palacio de Mansilla. El vicerrector José Vicente Álvarez Bravo dijo ayer estar “seguro” de que dentro de un año el acto tendrá lugar en las nuevas dependencias construidas sobre el solar del antiguo Regimiento. Y es que los representantes de la UVa tienen el pensamiento centrado en el equipamiento de las nuevas dependencias y en el traslado de alumnos y profesores a ellas.

Tal y como consta en la memoria de actividad del curso pasado, a la que ayer se dio lectura, la UTE OHL-Volconsa ha concluido los trabajos de construcción de la primera fase del campus de la Universidad de Valladolid en Segovia y ha entregado la obra a la Junta de Castilla y León para que esta entidad proceda a su revisión. El proyecto de la segunda fase está a la espera de ser entregado por los arquitectos para su revisión y licitación por parte de la Administración autonómica.

El rector comentó que la Universidad de Valladolid tiene dispuesto un presupuesto de más de un millón de euros para afrontar los gastos de equipamiento y de la urbanización del complejo que alberga del aulario y de la biblioteca. “Estamos trabajando estrechamente con la Junta para resolver los problemas de la urbanización e iniciar inmediatamente estas obras” dijo Marcos Sacristán confirmando la voluntad de ambas instituciones de ocupar las dependencias creadas en la primera fase de obras durante el primer semestre del año 2012. “Vamos a hacer todo los posible para que sea en febrero —declaró a los periodistas—, pero si vemos que es difícil se quedará para final de curso o para el verano”

En relación a la segunda fase de las obras, el rector apostó por el trabajo conjunto entre la Universidad y la Junta para que los trabajos “no se paren, aún sabiendo que la crisis puede dilatar los plazos”. Marcos Sacristán dijo no temer que el campus se quede incompleto de forma indefinida y aseguró que ambas instituciones van a ir poniendo las partidas económicas que cada una tenga a disposición para mantener un proceso continuo de ejecución de las obras con el fin de terminar todo el proyecto. Pero por lo pronto, Sacristán confirmó que para el próximo año no habrá presupuesto nuevo de la Junta para la segunda fase. Ahora bien, el rector se apresuró a matizar que no por ello “queda cerrada la posibilidad de hacer la licitación de las obras” en ese ejercicio ya que el plan de austeridad de la UVa “nos permite tener la esperanza de poder usar alguna cantidad”. Según declaró en el discurso de apertura del curso, la UVa es la “única universidad de que no ha generado deuda” y valoró el trabajo que en este sentido hizo el anterior equipo rectoral.

Marcos Sacristán volvió a aferrarse al discurso de la austeridad y de la selección de actuaciones a la hora de referirse a ajustes en las plantillas docentes y a la implantación de titulaciones. “Vamos a prescindir de profesores en las áreas donde sobran —declaró ayer — e intentar que impartan asignaturas afines donde sean más necesarios”. Respecto a la demandada implantación de los estudios de Enfermería, el rector se limitó a decir que en el diseño del mapa regional de titulaciones “defenderé los intereses de la Universidad de Valladolid y Enfermería figurará como una prioridad del Campus de Segovia”.

El rector se mostró “encantado” con la elección de la figura de la filósofa y ensayista malagueña María Zambrano para dar nombre al campus porque es “el de una mujer de gran altura intelectual”.

Respecto a los datos del curso que comienza, los responsables universitarios indicaron que se ha producido un incremento de entre un cinco y un siete por ciento de matrículas en el conjunto de los centros segovianos.

En el acto inaugural el secretario en funciones de la Facultad de Ciencias Sociales, Jurídicas y de la Comunicación, Miguel Vicente Mariño, dio lectura a la memoria del Curso 2010-2011, en la que destacó la puesta en marcha de los estudios de grado en Ingeniería Informática de Servicios y Aplicaciones, Administración y Dirección de Empresas, Derecho, Publicidad y Relaciones Públicas, Relaciones Laborales y Recursos Humanos, y Turismo. Además de hizo entrega de los premios extraordinarios fin de carrera a Belén Narros Muñoz, Pilar Fernández Rodríguez, David Gozalo Salvador, Julia Carreras Álamo, Diego Sancho del Caz, Javier Sanz Rodríguez, Alicia Rubio Muñoz, Laura Horcajo de Miguel, Mónica Salvador Merino y Javier Manso Herranz, así como el extraordinario de doctorado a Luis Rodrigo Martín.

El acto contó con la presencia del alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes García; el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez Requero; la subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrigo Rojo, y el delegado territorial, Francisco Javier López-Escobar Anguiano, entre otros.