El Ayuntamiento cederá de nuevo a voluntarios del yacimiento del Abrigo del Molino el albergue de Zamarramala

La asociación GEOARQUA se compromete a realizar acciones divulgativas para dar a conocer su trabajo a los segovianos

7

La asociación GEOARQUA para el estudio geoarqueológico del Cuaternario Ibérico ha vuelto al albergue de peregrinos situado en el barrio incorporado de Zamarramala, cedido temporalmente y de forma gratuita por el Ayuntamiento de Segovia en virtud de un convenio de colaboración para permitir el alojamiento de voluntarios que trabajarán en el yacimiento segoviano del Abrigo del Molino. Según el documento, aprobado en la Junta de Gobierno Local del día 19, durante tres días, desde ese mismo jueves al pasado sábado, tres personas de la asociación han podido ocupar parte de la segunda planta del citado centro municipal.

Otros veinte voluntarios se alojarán en la misma planta entre el 3 y el 30 de julio, quedando la primera planta reservada para el uso de los peregrinos que hacen el Camino de Santiago desde Madrid con parada en Segovia.

Con la de este verano serán ya cuatro las campañas que la asociación GEOARQUA realizará en el yacimiento arqueológico del Abrigo del Molino, en el valle del Eresma. Los colaboradores o voluntarios que acuden todos los años para contribuir a la investigación sobre los ‘Primeros pobladores de Segovia’, nombre que recibe el proyecto, son licenciados y estudiantes de Historia y Arqueología de diferentes universidades españolas. Las prospecciones y sondeos arqueológicos realizadas hasta ahora han puesto al descubierto herramientas fabricadas en piedra para cazar y huesos de animales, entre otros, que sitúan a esos primeros segovianos, neardentales, hace unos 60.000 años.

La asociación se ha comprometido, como en ediciones anteriores, a colaborar con el Ayuntamiento de Segovia en la realización de actividades divulgativas en el barrio de Zamarramala y otras que puedan servir de dinamización a los visitantes y usuarios del Albergue Municipal ‘Fuente del Pájaro’. También se organizarán jornadas de puertas abiertas a las excavaciones y visitas guiadas gratuitas a las mismas.

El albergue de peregrinos se encuentra en la Calle Real Baja de Zamarramala y cuenta con dos plantas. La cesión de uso permite a los voluntarios del proyecto arqueológico disfrutar de sus estancias sin alterar su función principal que es la de acoger a las personas que realizan el Camino de Santiago.

El Ayuntamiento se compromete a realizar la limpieza habitual del albergue pero, como es habitual, no ofrecerá ropa de cama.