El alcalde afirma que Adif prometió arreglar el vial de acceso al AVE

Arahuetes asegura que el organismo se comprometió a reparar la carretera, aunque ignora cuándo comenzarán las obras “Pedimos que no se corte el vial durante la reparación”, dice.

0

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha comunicado al Ayuntamiento su compromiso de reparar el vial de acceso a la estación de trenes de alta velocidad «Segovia-Guiomar». El consistorio, que permanece a la espera de conocer la fecha en que comenzarán los trabajos, advirtió al Adif que durante las obras la carretera no podía ser cerrada a la circulación, dado que es el único acceso para el tráfico rodado con destino a la estación.

Así lo explicó ayer el alcalde, Pedro Arahuetes, quien explicó que Adif «nos dijo que tomaría medidas para reparar el vial, aunque no sabemos cuándo». Asimismo, indicó que el Ayuntamiento indicó que durante los trabajos de reparación deberá dejarse libre al tráfico al menos un carril de la carretera.

Arahuetes firmó el pasado 10 de diciembre un decreto para reclamar al Adif la «urgente» reparación de los desperfectos «estructurales» detectados en el vial de acceso a la estación de trenes de alta velocidad «Segovia-Guiomar». La carretera, de 2,5 kilómetros, inaugurada a finales de 2008, fue bautizada como calle «Campos de Castilla».

Arahuetes dictó el decreto a la luz de un informe técnico que advertía que los daños que sufre el vial, y que han aflorado en forma de fisuras y hundimientos en la calzada, suponen un «riesgo» para la seguridad de esta carretera; no ya porque pueda producirse un ‘colapso’ de la estructura, sino por que el estado de la calzada puede provocar accidentes o daños materiales en los vehículos al rozar los bajos con el firme. Este es el caso de los autobuses urbanos que prestan el servicio de transporte entre el centro de la ciudad y la estación «Segovia-Guiomar». Los conductores de los urbanos se ven forzados a aminorar bruscamente la marcha en los puntos donde la calzada presenta estos hundimientos y extremar las precauciones para evitar daños en los bajos de los autocares.

Obra garantizada

La reparación de la calzada de la única carretera que permite el acceso a la estación del AVE está garantizada. O al menos así lo apuntó en su día el propio alcalde. Arahuetes apuntó que si el Adif no respondía al decreto de Alcaldía que le reclamaba la ‘urgente’ reparación del vial, el Ayuntamiento iba a ejecutar las obras con carácter subsidiario para remitir después la factura al organismo estatal. El decreto otorgaba al Adif un mes de plazo para iniciar las obras. No obstante, el Ayuntamiento estaba dispuesto a esperar un máximo de 60 días, un plazo a punto de agotarse. Agotado este margen, según se decía entonces, el municipio contrataría las obras y las ejecutaría, para reclamar después su importe al Adif; y si hiciera falta por la vía judicial.

En declaraciones a los periodistas, Arahuetes indicó entonces— a mediados del pasado mes de diciembre— que la situación podía llegar a ser «alarmante» en caso de que no se adoptasen medidas «de manera rápida», esto es, si no se ejecutaban las obras en el plazo de uno o dos meses.