El agua de la vida

El Laboratorio de Prodestur inventaría un centenar de fuentes en la comarca de Segovia Sur, con el objetivo de utilizar esos pilones o manantiales como recurso turístico

4

El Laboratorio de Prodestur, el organismo dependiente de la Diputación, ha inventariado en los últimos meses un centenar de fuentes en la comarca de Segovia Sur. El inventario de esos puntos, también denominados pilones o manantiales, incluye el análisis de sus aguas y la contabilización de todos los afloramientos del nivel freático que están habilitados para su uso y aprovechamiento.

De cada una de las cien fuentes inventariadas se ha formalizado una ficha que recoge información sobre su ubicación, altitud, caudal medio, descripción de la construcción y todos los posibles datos de interés. El trabajo ha sido posible gracias a la subvención recibida de la Consejería de Empleo de la Junta, que ha aportado fondos para contratar durante seis meses a seis guías medioambientales.

Tener identificados estos puntos tiene dos finalidades. Por un lado, servirá como un complemento más al turismo que busca el contacto con la naturaleza y los entornos rurales; un tipo de visitante que muestra interés por la historia de los elementos que eran claves para el establecimiento de núcleos de población, a la vez que aprecia el valor artístico y el ingenio que muchas veces se ha empleado en estas construcciones.

Por otro lado, el Laboratorio obtiene información sobre los parámetros que hay que controlar para garantizar la calidad del agua de consumo: potencial hidrógeno, conductividad eléctrica, nitratos, arsénico, amonio y parámetros microbiológicos como coliformes totales y E. Coli. Estos resultados pueden servir para detectar algún problema en los acuíferos subterráneos y hacer un seguimiento de cómo son los desplazamientos de la masa de agua afectada. Con el tratamiento geoestadístico de todos los datos obtenidos será posible, además, elaborar mapas indicativos de la calidad del agua de los acuíferos en la provincia.

Las fuentes constituyen un importante patrimonio cultural. Su conservación en condiciones que hagan apto su uso y aprovechamiento depende esencialmente de la calidad de sus aguas. Con el trabajo ahora acometido, Prodestur considera que se ha hecho un avance fundamental para la conservación de este bien cultural. Por ahora se ha trabajado en la cuarta parte de la provincia, pero la idea de su Laboratorio es realizar un inventario en la totalidad del territorio.