En la fotografía, de izquierda a derecha, Fermín Herrero, María Antonia de Isabel, Gonzalo Santonja, Carlos Carpintero y Francisco Vázquez. / E. A.
Publicidad

El XXIX Premio Internacional de Poesía Jaime Gil de Biedma ha recibido ochocientas candidaturas que el jurado ha valorado hasta seleccionar las diez finalistas en un certamen cuyo coordinador, Gonzalo Santonja, ha destacado la participación de autores jóvenes.

A juicio de Gonzalo Santonja resulta “muy estimulante” que los más jóvenes se interesen por la poesía y participen en un premio como éste, que también reúne a poetas veteranos y muy clásicos, ha explicado.
El premio que otorga cada año la Diputación de Segovia se ha convertido en uno de los galardones más importantes del género a nivel internacional y está dotando con 10.000 euros, según ha indicado la institución provincial a través de una nota de prensa.

Entre los preseleccionados, como es habitual, se encuentran algunos libros que tienen su origen en Hispanoamérica y también en esta edición hay alguno escrito por personas vinculadas a Segovia y su provincia, ha afirmado Santonja.A pesar de no conocer el nombre de los autores porque se presentan desde el anonimato de un pseudónimo, “se han multiplicado las voces y las formas en la escritura” de los autores, ha añadido.

Para el coordinador del jurado, esta vigésima novena edición ha sido “la más nivelada” en cuanto a las temáticas de las obras recibidas, entre las que se encuentran poemarios “serenos, líricos, y otros verdaderamente demoledores escritos desde el dolor, desde la humildad o desde las persecuciones”.

También en el estilo hay variedad ya que tanto entre los recibidos como entre los diez finalistas figuran obras que “guardan las estructuras clásicas con muchos de sonetos, pero también otros con estructura de aforismos y un último grupo constituido por aquellos que son totalmente rupturistas”, ha detallado Santoja.

Recientemente, el prejurado del Premio se reunía para seleccionar una decena de obras sobresalientes y, bajo la presidencia de la diputada del Área de Cultura y Juventud de la institución provincial, Sara Dueñas, estimaba oportuno incluir en esa lista los poemarios ‘Cosiendo se habla bajo’, ‘En carne vivo’, ‘A plena luz en plena noche’, ‘Aquí y ahora’, ‘La huerta de los manzanos’, ‘Donde da la vuelta el tiempo’, ‘Los gestos cotidianos’, ‘Jardín Gubelkian’, ‘Vikinga’ y ‘Balada de intemperie’.