Aldo Bruno Fiorini, médico del Complejo Asistencial de Segovia. / e. a.
Publicidad

Los pacientes del servicio de Oncología han sido protagonistas recientemente en el programa de Formación Continuada de la Fundación Científica del Colegio de Médicos, que recibía como ponente al doctor Aldo Bruno Fiorini, quien explicó el funcionamiento y la finalidad de la implantación de la consulta de Cuidados Continuos dentro del Servicio de Oncología. Una consulta que comenzó a dar sus primeros pasos en septiembre de 2018 y ha atendido, hasta el momento, a cerca de una veintena de pacientes procedentes, principalmente, del comité de tumores.

“Lo que buscamos con los cuidados continuos es seguir con la atención; intentar que haya una transición natural y gradual desde Oncología a las Unidades de Cuidados Paliativos”, argumentaba el médico, para quien es “necesaria” la implantación generalizada de esta consulta, no sólo para lograr un mejor control de síntomas intensos y una mayor detección precoz de las necesidades paliativas, sino también para garantizar una mejor calidad de vida de estos pacientes.

Entre los objetivos específicos del desarrollo de esta consulta figura también el hecho de analizar el impacto en términos de asistencia sanitaria en el Servicio de Urgencias de ingresos hospitalarios, describir los aspectos más relevantes de los planes de cuidados o determinar el impacto en la calidad de vida de la intervención, puesto que, tal y como arrojan algunos estudios, la atención continuada en pacientes de cáncer aumenta la supervivencia global, mejora el control sintomático e incluso llega a reducir el riesgo de depresión.

El médico del Servicio de Oncología del Complejo Asistencial de Segovia hizo hincapié en que este modelo de atención, aunque debe estar coordinado por un oncólogo, debe, del mismo modo, contar con un equipo multidisciplinar formado por otros profesionales como personal de enfermería y psicólogos.