La primera mesa redonda de la jornada trató de la importancia de la formación para buscar trabajo. / KAMARERO
La primera mesa redonda de la jornada trató de la importancia de la formación para buscar trabajo. / KAMARERO
Publicidad

Formación para el empleo, profesional y dual fueron las tres cuestiones que ayer se abordaron en una jornada organizada por la organización UGT, en la que se puso de manifiesto la importancia de la formación a la hora de incorporarse al mundo laboral. Entre los invitados, se encontraba el director general del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), Gerardo Gutiérrez, quien expuso que en la actualidad España cuenta con alrededor de un 15 por ciento de jóvenes formados solo en Formación Profesional (FP). Sin embargo, añadió que hay unas expectativas de necesitar, al menos, un 25 por ciento de jóvenes con FP. “En este momento —explicó— tenemos cualificaciones en las que estamos teniendo problemas para encontrar candidatos, relacionadas sobre todo con las tecnologías de la información”. Por ello, desde el Gobierno abogan por la formación, la actualización de conocimientos, y nuevos planes de estudios sobre formación profesional.

Gerardo Gutiérrez anunció en la jornada celebrada en la Casa de la Lectura de Segovia que ayer se constituyeron cinco grupos de trabajo en el seno del Consejo General de la FP, para flexibilizar y poner al día toda esta materia y sobre todo los contenidos. “Además, —apuntó— tenemos 250.000 jóvenes en este país que no tienen ni siquiera la Educación Secundaria Obligatoria, y ese es un colectivo de personas con las que también tenemos que trabajar”.

El director del SEPE subrayó que el Gobierno actual está centrado en la actualidad en un plan de choque por el empleo joven, y en un plan también, para personas en desempleo de larga duración. “Hay que recordar que en los próximos diez años en este país se jubilan nueve millones de personas, y de cada cuatro puestos vacantes, tres serán para sustituir. Tenemos que ser capaces de dar respuesta a ese reto importante que tenemos en este país”, concluyó el representante del Estado.

Por su parte, el secretario general de UGT Castilla y León, Faustino Temprano, manifestó la preocupación del sindicato por el futuro de la formación profesional, abogando por una FP dirigida a personas que nunca han trabajado, a otras que están en el paro y necesitan una reconversión, y por una formación dual, con prácticas en empresas. Temprano valora esta última modalidad, aunque rechaza que suponga un contrato de desprotección para los trabajadores. “Nosotros como sindicato reivindicamos un acuerdo a nivel nacional de los agentes sociales y económicos, con los poderes públicos, el Estado, las comunidades autónomas y los centros educativos, para determinar entre todos qué FP necesita este país, pero tiene que ir acompañada de un presupuesto económico”, añadió. En este sentido, el secretario regional de UGT apuesta por métodos de control de la formación profesional que se está aplicando dirigida al empleo, a un empleo de calidad, para ver los resultados y realizar los cambios oportunos si fuera necesario.

Faustino Temprano coincidió con el director del SEPE en que el sector de las tecnologías y de la información demandará más trabajadores. “Tenemos claro que va a haber muchos trabajos que van a desaparecer, pero van a venir otras nuevas categorías profesionales de nueva creación. Hay que invertir y entre todos no destruir empleo, sino crearlo”, afirmó.

La jornada celebrada ayer en la Casa de la Lectura es la primera de las organizadas por UGT dentro del programa de actividades por el 130 aniversario del sindicato a nivel nacional. Y la formación de cara al mundo laboral ha sido el primer tema elegido.