El Resurgir del sargento Barbero

La Guardia Civil utilizó una denominación peculiar a la última operación antidroga como homenaje al agente que la dirigió por su éxito tras su reincorporación a la Benemérita

1333

La ‘Operación Resurgir’, que se llevó a cabo el pasado mes de junio y se saldó con 23 personas detenidas, 13 de ellas en Segovia y Madrid, y la desmantelación de una red criminal organizada de tráfico de drogas, fue dirigida por Miguel Ángel Barbero, sargento de la Guardia Civil que fue acusado por delitos e incluso ingresó en la cárcel.

La Guardia Civil ha querido así homenajear al responsable del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de Segovia tras sobreseerse las acusaciones que pesaban contra él de tráfico de droga, pertenencia a banda criminal organizada, revelación de secretos y cohecho.

A causa de estas acusaciones, que luego se revelaron como inconsistentes, el sargento ingresó en prisión el 25 de mayo de 2017, donde permaneció hasta el 25 julio del mismo año, pasando en la cárcel un total de 62 días.  Tras verse trasladado de cárcel a cárcel, la causa quedó sobreseída de forma definitiva por parte de las autoridades judiciales de Valencia, donde se examinó el caso. De este modo quedó libre de toda acusación y regresando a su puesto de trabajo en la Guardia Civil de Segovia, donde llevaba varios años en distintos destinos, tanto en la capital como en la provincia.

Su labor en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado ha continuado desde entonces, dirigiendo esta importante operación contra la droga en Segovia, Madrid y Miranda de Ebro, donde se produjo también un asesinato.  «Tenemos que agradecer la labor de la Guardia Civil para hacer de Segovia y Castilla y León un lugar para vivir con seguridad y libertad», afirmó la delegada del Gobierno, Mercedes Martín Juárez, sumándose así al homenaje que ha realizado la Guardia Civil a su sargento.