Andrés Torquemada dirigiéndose a los asistentes al acto organizado por el Grupo Municipal Socialista. / ROCÍO PARDOS
Publicidad

“Evidentemente lucharemos para que el Ayuntamiento vuelva a estar gobernado por los socialistas y seguir demostrando a la ciudadanía que aún podemos trabajar y compartirlo con todos los que quieran sumarse a este importante proyecto, que me consta que son muchos”. Así se ha pronunciado el primer teniente de alcalde del consistorio de la capital segoviana, Andrés Torquemada, que, sin embargo, ha afirmado que no es el momento para “hacer ningún tipo de proyección de cara a las elecciones municipales” de mayo.

Torquemada intervino ayer como anfitrión en un desayuno que el Grupo Municipal Socialista organizó en el Hotel San Facundo, para iniciar el nuevo año junto a una representación de la sociedad segoviana. Lo hizo en nombre de la alcaldesa, que no pudo asistir porque el día anterior falleció su padre, Baudilio Luquero.

Al evento asistieron alrededor de 150 personas, procedentes de asociaciones, entidades y colectivos de ámbitos diferentes: cultural, deportivo, asistencial, sindical, empresarial, movimiento vecinal…

Fue Torquemada quien hizo una declaración pública previa en la que repasó “algunos asuntos relevantes” de la gestión municipal durante el año pasado, con el objetivo de conseguir “una ciudad más amable en la que vivir en armonía y fomentar la participación ciudadana”, dijo.

En este sentido, destacó el auge del turismo, aunque reconoció que también es mérito del sector de hostelería de la ciudad y, enlazándolo con las medidas que desde la corporación se pueden abordar para luchar contra la despoblación, recordó el anuncio de la próxima llegada de ocho empresas al edificio CIDE del CAT, entre ellas la multinacional Indra.

Hizo referencia también a los tres millones de euros para inversiones en los barrios, “con el plan de asfaltado más ambicioso de las últimas décadas” que actuará en cuarenta calles y en redes de abastecimiento y saneamiento.

Citó, además, las obras de la calle de San Juan, que concluirán este mes, así como la llegada de 17 nuevos autobuses urbanos, y un mejorado servicio de transporte público desde el próximo mes de abril. Otros asuntos que consideró relevantes son el programa de acompañamiento para citas médicas a mayores o personas con discapacidad y “el arranque” de los presupuestos participativos.

Se despidió con un “es fundamental seguir contando con vosotros, tenemos mucho que seguir aprendiendo de todos vosotros”.

Antes, el teniente de alcalde respondió a las palabras esa misma mañana de la presidenta del PP en la provincia, Paloma Sanz, en el sentido de que el Ayuntamiento necesita “que se abran las ventanas, se levanten las alfombras y entre un nuevo aire de cambio”, diciendo que “las ventanas las abrió el PSOE en esta ciudad cuando se incorporó al gobierno municipal en 2003, dando paso a quince años de gran trabajo y la ciudadanía tiene que tomar conciencia del cambio que se ha producido en Segovia porque es una evidencia”.

Por eso, alegó, se repitió el resultado de éxito para los socialistas en 2007, 2011 y 2015, “porque la ciudadanía está contenta y satisfecha con la gestión que se ha realizado, sabiendo que todo es mejorable y asumimos el reto importante este 2019 con mucha ilusión y ganas de trabajar por la ciudad”.