Un chozo pastoril en la Sierra de Guadarrama construido con esta técnica arquitectónica. / KAMARERO
Publicidad

Desde tiempos inmemoriales, las construcciones de edificaciones y muros por medio del apilamiento de piedras sin el uso de argamasa u otros materiales constructivos supuso una fórmula más que idónea para organizar espacios de vida en el medio rural en torno a la agricultura o la ganadería. La ‘piedra seca’ puede verse en gran parte del paisaje de Castilla y León en construcciones características como chamizos, chozos de pastor, vallados perimetrales y otros elementos que forman parte del patrimonio histórico de la región.

El PSOE de Castilla y León quiere poner en valor este método constructivo a través de la declaración por parte de la UNESCO de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Para ello ha lanzado una serie de iniciativas parlamentarias en las Cortes de Castilla y León y en el Senado de cara a conseguir el apoyo necesario para que el Gobierno regional presente la documentación necesaria para optar a esta declaración.

El senador socialista por Segovia Félix Montes y el procurador regional y portavoz del PSOE en la Comisión de Cultura en las Cortes Regionales José Ignacio Martín Benito dieron a conocer ayer los detalles de estas iniciativas, con el objetivo de  rectificar el “tremendo olvido y la falta de compromiso del PP” con este importante patrimonio.

Montes recordó que el Senado aprobó el 24 de abril de 2017 una propuesta para declarar patrimonio cultural inmaterial la construcción en piedra seca, que cuenta en Segovia con importantes ejemplos en Navas de Riofrío, Torrecaballeros, Santa María de Nieva, Bernardos a través de vallados, chozos pastoriles, descansaderos y esquileos en la Cañada Real segoviana.

Por su parte, Martín Benito lamentó que Castilla y León quedara fuera de la propuesta conjunta presentada por ocho países europeos sobre este asunto, entre los que se encontraba España y ocho comunidades autónomas, siendo la región la que mayor número de construcciones registra en cada una de las nueve provincias.

Además, señaló que la excusa ofrecida por el Gobierno regional para no incorporarse a esta petición pone de manifiesto la “vagancia y la dejadez” de la Junta y del Partido Popular, al asegurar en una respuesta parlamentaria que la declaración “requería de una comunidad o entidad depositaria de esta práctica y no se encontró”.

“La Junta no encontró entidades porque no las buscó –explicó Martín Benito- porque desde hace varios años hay ayuntamientos y asociaciones que están impulsando actuaciones de recuperación de este tipo de arquitectura; pero con la iniciativa que hemos registrado en las Cortes a tal fin hemos puesto la hoja de ruta que en la primavera, y seguramente con un gobierno más sensible como el socialista, podremos desarrollar para llevar a cabo este proyecto”.