El PP ha insistido en el mantenimiento de todos los elementos ligados al transporte público urbano con autobuses. / E. A.
Publicidad

El Partido Popular exigirá que las mejoras del nuevo contrato del transporte público de la ciudad estén listas el 1 de abril en una moción que ha presentado para el pleno que el Ayuntamiento de Segovia celebrará mañana viernes.

Los populares solicitarán también que se la empresa adjudicataria informe de todos los cambios a los usuarios con al menos una semana de antelación.

Ante el anuncio de la alcaldesa Clara Luquero, de que el próximo 1 de abril comenzarán a circular por las calles de Segovia los nuevos autobuses, desde el PP en el Ayuntamiento esperan que sea en ese momento cuando estén listas y a disposición de los usuarios la mayor parte de las mejoras y cambios que incluye el nuevo contrato; unas modificaciones que van más allá de esa renovación de vehículos y de la adaptación a las nuevas tecnologías de los mismos.

Recuerdan que, entre otras cosas, el contrato incluye mejoras en la nave, las cocheras y el taller, así como la instalación de cabinas de aseo para los conductores. Destacan que habrá cambios en las líneas y en algunas de las paradas, la cartelería y la información será nueva tanto en el interior como en el exterior de los vehículos, se pondrá en marcha una nueva web, un sistema de mensajería SMS e información telefónica y la oficina de información al cliente cambiará de ubicación, entre otras muchas cosas.

“Son cambios que no se pueden hacer de la noche a la mañana y suponemos que ya se está trabajando en ello pero de momento, no hemos visto ninguna actividad y queda poco más de un mes para el 1 de abril”, señala la portavoz popular Raquel Fernández, a quien no le gustaría que ese día los segovianos se encontraran con problemas.

Por ello, la formación popular pide en el pleno que el Ayuntamiento realice un seguimiento de la puesta en marcha del nuevo transporte público para que todo esté listo y con las mejoras que recoge el contrato operativas cuando empiecen a funcionar los nuevos vehículos.

«Las cosas tienen que hacerse bien desde el primer momento. Nuestros vecinos no se pueden encontrar con los cambios de un día para otro. Si ocurriera esto sería un nuevo ejemplo de la dejadez y la falta de previsión que caracteriza al gobierno municipal socialista. Y no queremos eso”, afirma Fernández que, por otra parte, señala que “hay algunos puntos que recoge el contrato que tememos que no se están cumpliendo”.