La portavoz del PP, Raquel Fernández, en rueda de prensa. / E. A.
Publicidad

La lectura del proyecto de presupuesto que hace el Partido Popular desde el Ayuntamiento es totalmente distinta a la del Gobierno municipal socialista. En opinión de la portavoz de los populares, Raquel Fernández, no son los que necesita la ciudad, la presión fiscal sigue siendo muy elevada y de los 65,2 millones, tan sólo 2,2 se destinan a inversiones reales.

Al analizar la liquidación del presupuesto anterior, Fernández señala que se ha producido un escaso grado de cumplimiento de las inversiones reales. En este sentido, afirma que de los 9 millones de euros presupuestados, sólo se han aplicado 5,6, lo que significa que no se gastaron 3,4, “todo un reflejo de la incapacidad de gestión del Gobierno municipal socialista, y algo por lo que debería dar explicaciones la alcaldesa”.

Además, recalca que entre las inversiones ejecutadas más de 3,3 millones se corresponden con el pago de sentencias desfavorables, por lo que, únicamente, de ahí esa cifra de 2,3 millones que los concejales populares admiten como destinados a mejorar las necesidades reales de los segovianos.

Entre los “incumplimientos presupuestarios más importantes”del 2018, la portavoz detalla actuaciones en vías urbanas, abastecimiento y saneamiento, en la eliminación de barreras arquitectónicas, el acondicionamiento del parking de José Zorrilla, la sustitución del césped del campo Mariano Chocolate y que en el edificio de emprendedores del CAT “no se gastó ni un euro” el año pasado.

También habla Fernández de incumplimientos en relación con el pacto firmado con Ciudadanos, formación que permitió que los presupuestos del 2018 salieran adelante. Aquí indica la pavimentación de la calle San Agustín — “una oportunidad perdida”, asegura, teniendo en cuenta que se ejecutó la urbanización integral de la calle de San Juan—, el plan integral de remodelación de los polígonos industriales (propuesta que el Partido Popular considera suya), el inicio de la recuperación del Teatro Cervantes o la puesta en marcha del polígono Prado del Hoyo.

Se pregunta también por otros puntos del acuerdo que no se han llevado a cabo, como encontrar una solución a los problemas de tráfico en la calle San Gabriel o que todavía no se haya concluido la auditoría del área municipal de Urbanismo.

“Al final somos los segovianos los que sufrimos las consecuencias de la incompetencia del gobierno de Clara Luquero, avalada por sus socias de Ciudadanos”, señala Fernández, quien también ha destacado que la recaudación desde que entró el PSOE en el Ayuntamiento de la capital se ha más que duplicado —en concreto, ha crecido, un 115%, según las estimaciones del PP—.

“No es normal que seamos la tercera capital más pequeña de España, pero la 7ª a nivel de presión fiscal y la segunda con las tasas más elevadas. Desde luego no es para sacar pecho de la gestión realizada”, afirma.

Para la líder del principal grupo de la oposición, 2018 ha sido un año de incumplimientos y de “improvisación flagrante por parte del PSOE, algo que Ciudadanos ha sabido perdonar porque volverá a permitir con su abstención que salga adelante el presupuesto para 2019”.

Respecto a las inversiones previstas en el proyecto que ha presentado la alcaldesa, junto al concejal de Hacienda, el PP echa en falta un plan plurianual de actuación en los barrios, más inversión en vías urbanas y accesibilidad, en calidad del agua o que la Policía Local no pueda contar con un cuartel moderno.