12-1-PP-senadores-caza-y-toros
Los senadores del PP por Segovia, Juan Carlos Álvarez y Juan Ramón Represa. / EL ADELANTADO
Publicidad

El Partido Popular defiende varias iniciativas en el Senado relativas a la caza y la tauromaquia según explicaron ayer los senadores populares de Segovia, Juan Ramón Represa y Juan Carlos Álvarez, quienes recordaron que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, afirmó recientemente en una entrevista que, si de ella dependiera, prohibiría los toros y la caza. Álvarez en la sede de la Cámara Alta preguntará hoy a la ministra por estas manifestaciones.

Según explicó Represa, la tauromaquia es más que un conjunto de actividades económicas, medioambientales y zootécnicas y, en su opinión, constituye una parte esencial del patrimonio histórico y cultural de los españoles, tal y como el PP ha defendido en numerosas iniciativas parlamentarias.

Desde el punto de vista económico, es un sector de primera magnitud. Genera 199.000 empleos —57.000 directos y 142.000 indirectos—. Según la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos y la economía del toro, la tauromaquia tiene un impacto de 3.560 millones de euros en la economía española. El IVA que repercutió en el Estado fue de 139 millones de euros, a lo que hay que añadir los 12 millones de euros en cotizaciones a la Seguridad Social.

Solo durante el año 2015, se vendieron más de seis millones de entradas para las plazas de toros en España, siendo el segundo espectáculo de masas del país, después del fútbol. Y 25 millones de personas presenciaron festejos taurinos de todo tipo.

Juan Ramón Represa se preguntó “qué le ha hecho la España rural al Gobierno de Sánchez para que ponga todo su empeño en acabar con nuestros pueblos, ya sea anunciando subidas del diésel para ganaderos y agricultores, ya sea frenando el desarrollo de internet de alta velocidad en los pequeños núcleos de población o ya sea atacando los toros y la caza”.

Desde el punto de vista ecológico, este sector contribuye a la conservación de la dehesa y al mantenimiento de la raza del toro bravo. La cría del toro de lidia se extiende por más de 500.000 hectáreas de dehesa entre España y Portugal. Además, este sector es el único responsable del mantenimiento del toro bravo, una raza singular y admirada. Con más de 3 siglos de historia, en la actualidad existen más de 1.200 explotaciones que reúnen a treinta ganaderías en todo el país.

GASTOS Y EMPLEO Por su parte, Juan Carlos Álvarez explicó que en 2016 la caza generó un gasto de 6.475 millones de euros. Esto supone el 0,3% del PIB nacional y equivale al 9% de las actividades financieras y aseguradoras. Según indicó, tiene un retorno al Estado de 614 millones de euros, aportados en un 67% por los cazadores, en un 16% por los cotos y en un 14% por otras organizaciones profesionales.

Además, hizo hincapié en que esta actividad genera 45.497 empleos directos y 141.261 empleos indirectos, lo que supone un total de 186.758 trabajos.

Asimismo Álvarez subrayó que la caza no solo es un deporte sino que realiza una función social, pues contribuye al mantenimiento del ecosistema, con el control de las especies cinegéticas. También mantiene un alto compromiso con la conservación de la biodiversidad, representa un importante sector económico y contribuye a frenar la despoblación al suponer una oferta turística propia del mundo rural con demanda internacional.