Los candidatos del PP, junto a Pablo Casado y Alfonso Fernández Mañueco. / El Adelantado
Publicidad

“La Constitución establece que los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Y ese derecho se tiene que proteger con el de la propiedad privada, defendiendo a los legítimos propietarios de quienes la okupan ilegítimamente”, aseguran la candidata popular número 1 al Congreso, Beatriz Escudero y la cabeza de lista al Senado y presidenta provincial del partido, Paloma Sanz.

Según afirman ambas candidatas, “los ineficaces planes socialistas fomentaron la construcción de viviendas nuevas, generando un importante stock que se quedó sin vender, endeudando a promotores y aumentado las ejecuciones hipotecarias a cientos de miles de familias”.

Por ello, desde el PP proponen eliminar el impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados para la compra de viviendas y a ampliar las opciones de ahorro para ello; también aprobarán una ley que permita desalojar a los okupas de una vivienda o edificio en un plazo de entre 12 y 24 horas, con inclusión de una pena de entre uno y tres años de cárcel.

Creación de empleo

Desde el PP, ambas candidatas aseguran que “el PP reforzará los mecanismos que fomenten la contratación indefinida y la movilidad y flexibilidad de nuestro mercado de trabajo”. “Vamos a impulsar de manera gradual un fondo individual en el que empresas y trabajadores aportarán una cantidad de manera regular al estilo de la conocida como ‘mochila austriaca’”. El fondo se mantendrá a lo largo de toda la vida laboral del trabajador y podrá ser rescatado cuando se produzca un despido improcedente, el titular cambie de localidad de residencia, decida invertir en su propia formación o en el momento de la jubilación.

En relación a la contratación temporal, el PP quiere endurecer la penalización a las empresas que realicen contratos temporales sin causa, reforzando el papel de la negociación colectiva entre empresarios y trabajadores para corregir el abuso de la contratación temporal y limitando el encadenamiento de contratos.

«El Partido Popular dejó una España que creaba más empleo indefinido que nunca. La contratación indefinida crecía al 20% y la temporal se reducía. Se encadenaba el periodo más largo de incrementos sucesivos de contratación indefinida y con 800.000 asalariados menos España había recuperado el nivel de indefinidos previo a la crisis», defienden, «pero ha llegado el PSOE, y la contratación indefinida ha dejado de crecer, en unos meses de gobierno del PSOE la contratación indefinida vuelve a caer por encima del 7% y se ha puesto fin al periodo más largo de incrementos de la contratación indefinida”.