Desde 2017 y de forma gradual, en el instituto Andrés Laguna se están llevando a cabo reformas que continuarán el próximo verano. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Mientras los estudiantes y profesores apuran los últimos días del curso que cierra su actividad lectiva el día 23 de junio, el equipo del Área Técnica de Construcciones y Equipamiento, que lidera Susana Moreno Falero en la Dirección Provincial de Educación, prepara la entrada de técnicos y obreros en los centros educativos para realizar durante las vacaciones escolares obras de mejora. Y es que, como ya se ha hecho costumbre, el verano es tiempo de obras en los colegios e institutos.

La Consejería de Educación ha programado la ejecución de 17 intervenciones en quince centros públicos de Segovia dentro del plan de obras de Reforma, Mejora y Sustitución (RMS), que destina a esta provincia una inversión de 851.189 euros. La inversión, que aún podría elevarse en las próximas semanas, es similar a la que se venía recibiendo en los dos últimos años (con cifras situadas entre los 700.000 y 900.000 euros) pero se aleja del
1.272.279 euros que se gastó durante el verano de 2016 para mejorar diecinueve colegios e institutos de la provincia de Segovia.

Programa anual

La Consejería de Educación realiza anualmente inversiones de obras de reforma, mejora y sustitución (RMS) en centros docentes públicos, que se van a ejecutar fundamentalmente este verano, aprovechando las vacaciones de los alumnos y, por tanto, sin entorpecer el ritmo diario del curso escolar.

Estas actuaciones se han consensuado con las áreas técnicas de construcciones de las direcciones provinciales de Educación, estableciéndose unos niveles de priorización, es decir, se realizarán los trabajos de mayor urgencia y necesidad, según manifiestan fuentes de la Junta.

Estas obras consisten en intervenciones para satisfacer necesidades de escolarización de cara al próximo curso, así como actuaciones en la envolvente, interior de los edificios e instalaciones. Se ha hecho un especial hincapié en mejoras relacionadas con la seguridad y accesibilidad de los centros educativos de Castilla y León. En todas las actuaciones relacionadas con envolventes e instalaciones, se han aplicado criterios de ahorro energético.

La Consejería de Educación ha realizado dos programaciones.La primera, que fue aprobada en el mes de marzo, contempla un gasto de 599.149,86 euros para once intervenciones, y la segunda, aprobada en abril, otras seis actuaciones con un valor de 252.040 euros.

En la ciudad, se beneficiarán del programa RMS los colegios Villalpando, San José, los institutos Andrés Laguna y Francisco Giner de los Ríos, así como el Centro de Educación Especial Nuestra Señora de la Esperanza, el Centro de Educación de Adultos ‘Antonio Machado’, el Centro Integrado de Formación Profesional ‘Felipe VI’ y el Conservatorio de Música. En la provincia, recibirán alguna subvención para obras los centros rurales agrupados Los Almendros (La Lastrilla); El Pizarral (Santa María la Real de Nieva) y Ayllón; al igual que los colegios La Pradera (Valsaín) y San Gil (Cuéllar), y los institutos María Zambrano (El Espinar) y Catalina Lancaster (Santa María la Real de Nieva).
Tanto el CRA El Pizarral como el IES Giner de los Ríos son objetos de dos intervenciones, sumando inversiones de 86.500 y 99.000 euros, respectivamente.

La obra más costosa es el cambio de calderas para meter las de gas en el colegio Nuestra Señora de la Esperanza, que cuenta con 145.900 euros.