Vista parcial del centro histórico de Segovia desde un globo aerostático. / Kamarero
Publicidad

El Plan Especial de Áreas Históricas de Segovia (PEAHIS) se encuentra en sus trámites finales, entre los que se encuentra un dictamen del Consejo Consultivo de Castilla y León, que tiene competencia para ello cuando se producen modificaciones de planes urbanísticos que tienen por objeto una diferente zonificación o uso urbanístico de las zonas verdes o de los espacios libres previstos.

Este Consejo, con sede en Zamora, es el órgano consultivo superior de la Comunidad Autónoma. Adscrito presupuestariamente a las Cortes de Castilla y León, no está integrado en ninguna de las consejerías u otros órganos o entidades de la Junta, ni en ninguna otra institución autonómica.

Tiene un plazo de 20 días para emitir sus dictámenes, por lo que la concejala de Urbanismo, Claudia de Santos, asegura que no espera que la tramitación pendiente encuentre nuevos obstáculos, aunque también es necesario un nuevo paso en la Comisión Informativa de Urbanismo del Ayuntamiento de Segovia y en el pleno previsto para el próximo día 1 de marzo (el ordinario de febrero) en relación con los documentos de adaptación DALS, por los que se incorporan aspectos del PEAHIS como una modificación parcial del Plan General de Ordenación Urbana.

Como se recordará, en el pleno de enero, celebrado el 1 de febrero, se resolvieron por un lado las alegaciones presentadas al plan especial durante el segundo trámite de información público al que sometió el documento, después de la aprobación de varias modificaciones en el pleno del 8 de junio del año pasado.

La concejala ha informado de que han sido estimadas en su totalidad 23 alegaciones y otras 40 parcialmente, de un total de 159 presentadas en el citado periodo. Entre las admitidas se encuentran la mayoría de las cuestiones alegadas por el Colegio de Arquitectos, según han manifestado sus responsables recientemente.

Por otro lado, el pleno corporativo aprobó, asimismo, que nueve de las alegaciones admitidas se articulen a través de la modificación del Plan General y los DALS, que se tramita de forma simultánea en relación con el PEAHIS, sin perjuicio de que también estén reflejadas en el texto refundido del mismo.

Este último debe incorporar también los cambios derivados de las recomendaciones incluidas en los informes remitidos por seis organismos públicos: Ministerio de Industria, Dirección General de Telecomunicaciones, Consejería de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Ministerio de Defensa, Dirección General de Infraestructuras y Dirección General de Vivienda, Alquiler y Urbanismo de Castilla y León, así como también las propuestas formuladas por el equipo redactor del documento, “que realiza una revisión constante”, según De Santos.

El último paso, antes de la aprobación definitiva del PEAHIS, es el informe, preceptivo y vinculante, de la Comisión de Patrimonio Cultural de Castilla y León”.

Los responsables municipales confían en que este informe sea favorable y la alcaldesa y la concejala han recalcado en varias ocasiones que a nivel técnico Ayuntamiento y Junta han trabajado “codo con codo”, en palabras de Luquero.