10-CUADRO-PARO
Paro registrado en el mes de noviembre en la provincia de Segovia. / FUENTE: MINISTERIO DE TRABAJO, MIGRACIONES Y SEGURIDAD SOCIAL
Publicidad

Un mes más, y ya van cuatro consecutivos, el paro vuelve a subir en Segovia. Según los datos publicados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, 204 (+3,02 por ciento) segovianos se unieron al grupo de desempleados en noviembre, que suma ya 6.948 personas en toda la provincia. El punto positivo hay que buscarlo en la tasa interanual, ya que el año pasado eran 7.870 los segovianos que estaban buscando empleo en noviembre, 922 más de los que había este año.

Las mujeres siguen siendo el sector más afectado por el paro, con 4.037 inscritas en las oficinas públicas de empleo de Segovia (+93; 2,36 por ciento), aunque en el último mes fueron más los hombres que se quedaron sin trabajo, hasta alcanzar los 2.911 (+111; 3,96 por ciento).

Por sectores, la cifra de parados aumentó en todos ellos, aunque lo hizo sobre todo en Agricultura y Servicios. El campo sumó 83 desempleados en noviembre, un 17,08 por ciento de incremento en relación a los datos de octubre, hasta llegar a los 569; mientras que en Servicios se contabilizaron 63 parados más (1,34%), hasta los 4.769.

También se incrementó el número de parados en Construcción (+34; 7,82%), hasta sumar 469 en noviembre; y en Industria (+29, 5,74%), hasta los 534. Únicamente descendió el paro en el colectivo de personas sin un empleo anterior, que contabilizó 5 personas menos (-0,82 por ciento) y cerró el mes con 607.

10-1kama_Cosecha-Trigo-Alcazar-Catedral_KAM0254
El sector Agrícola fue el que más parados sumó en el mes de noviembre en la provincia de Segovia. / KAMARERO

Asimismo, el balance del Ministerio de Trabajo pone de manifiesto que del total de parados inscritos en las oficinas públicas de empleo de Segovia, 1.612 eran de origen extranjero. De ellos, la mayoría se dedica también al sector Servicios (860) y a la Agricultura (283). El resto de los extranjeros desempleados se divide entre la Construcción (144), la Industria (85) y el colectivo de personas sin un empleo anterior (240).

En Castilla y León, el número de desempleados aumentó en 126 personas en noviembre, por lo que la cifra de parados en la Comunidad se mantiene por debajo de la barrera de los 150.000 y se sitúa, en concreto, en 147.480 —61.316 hombres y 86.164 mujeres—.

El paro aumentó en noviembre en relación al mes anterior en seis provincias con especial incidencia en Soria con un 4,17 por ciento (144 parados más); seguida de Segovia (3,02 por ciento, 204); Zamora (1,56%, 181); Ávila (1,15%, 132); León (1,11%, 337); y Burgos (0,52%, 98). Sin embargo, cayó el paro en Valladolid (-2,42 por ciento, 769 parados menos); Palencia (-1,64 por ciento, -156); y Salamanca (-0,19%, -45).

A nivel nacional, la cifra de parados bajó en 1.836 personas en todo el país (-0,06 por ciento), hasta situarse en un total de 3.252.867 desempleados.

En comparación con noviembre de 2017, el paro registrado en Castilla y León bajó un -9,99 por ciento, lo que supone 16.376 desempleados menos en la Comunidad; mientras que en España cayó un -6,37 por ciento, el equivalente a 221.414 parados menos. Se trata en este caso del mayor descenso de todas las comunidades autónomas (en Melilla cayó un 14,13 por ciento).

Fuerte descenso de los trabajadores afiliados, hasta los 61.300

La afiliación a la Seguridad Social tampoco arrojó datos positivos en noviembre, ya que la provincia de Segovia perdió 2.398 cotizantes en el último mes, según los datos aportados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Segovia es la segunda provincia de Castilla y León que más afiliados perdió, solo por detrás de Burgos (-2.458); la primera si se tienen en cuenta los datos porcentuales, ya que perdió el 3,76 por ciento de sus cotizantes en noviembre, quedándose en 61.342 trabajadores dados de alta.

De estos, la mayor parte estaba cotizando en el Régimen General, 46.790 —43.295 en el General; 2.171 en el Sistema Especial Agrario; y 1.324 en el Sistema Especial del Hogar—; y el resto, 14.552, eran autónomos.

Castilla y León perdió 9.807 afiliados a la Seguridad Social en noviembre (-3,76%) y el país restó 47.449 cotizantes (-0,25%).