11-1kama_Turistas_KAM2776
Los contratos temporales convertidos en indefinidos aumentan cada año. / KAMARERO
Publicidad

Este ejercicio está resultando positivo para el empleo en lo relativo a la conversión de contratos temporales en indefinidos, siguiendo así la tendencia al alza de los últimos años, según un estudio publicado por la empresa de recursos humanos Randstad, realizado con datos del SEPE.

En este sentido, Randstad destaca que “el número de contratos temporales convertidos a indefinidos en Castilla y León ha aumentado un 17,1 por ciento en 2018. En concreto, las conversiones en la región han superado la barrera de los 31.000, registrando la cifra más elevada de la serie histórica para el periodo analizado”. De hecho, dos de cada cinco contratos indefinidos de 2018 en Castilla y León proviene de uno temporal, lo que supone el 41,1 por ciento.

En la provincia de Segovia, el aumento es incluso mayor, llegando al 23,6 por ciento el incremento de los contratos indefinidos procedentes de temporales. Según los datos del SEPE, en Segovia 1.954 contratos con ‘fecha de caducidad’ han pasado a ser indefinidos este ejercicio, frente a los 1.581 de 2017 y los 1.427 de 2009. Así, uno de cada tres contratos indefinidos firmado en la provincia de Segovia provenía de uno temporal anterior, en concreto el 34,7 por ciento.

A nivel nacional, Randstad detecta que el número de contratos temporales convertidos a indefinidos supera los 700.000 y registra la cifra más elevada de la serie histórica. Se han realizado 708.131 conversiones, un 23,2% más que la cifra alcanzada el año anterior (574.644).

“La tasa de contratos indefinidos que proviene de uno temporal ha alcanzado la cifra más elevada de los últimos seis años, ya que actualmente dos de cada cinco contratos indefinidos provienen de uno temporal. Este índice demuestra que el trabajo temporal se posiciona cada día más como un puente hacia el empleo estable. Los contratos de duración determinada incrementan la empleabilidad de los profesionales, les ayudan a incrementar su experiencia y les permiten compatibilizar el empleo con la formación, sobre todo en épocas como verano o Navidad”, señala Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad.