El movimiento vecinal insiste en rebajar el IVA en el recibo de la luz

146

El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Segovia, Juan Bautista Mullor, ha mostrado el apoyo del movimiento vecinal de la provincia a la campaña que lleva a cabo la Confederación Estatal de Asociaciones Vecinales (CEAV) que reclama al Gobierno del Estado “una demanda histórica” como es la aplicación del IVA reducido a la factura eléctrica.

El movimiento vecinal lleva años alertando del alto coste del recibo de la luz para las familias, con subidas indiscriminadas que alteran la economía de los hogares y afectan a la supervivencia de los más desprotegidos.

Mullor insiste en que el suministro eléctrico “es básico” para las familias segovianas, como para las del resto del Estado, y recalca que es un “un producto de primera necesidad”.

Campaña nacional

CEAV inició en 2017 una serie de contactos con sindicatos y otros colectivos sociales y de consumidores para impulsar la campaña ‘Energía por derecho’ que todavía está desarrollándose a la vista de los escasos resultados obtenidos con los responsables políticos.

El movimiento vecinal ha planteado, además de la aplicación de un IVA reducido —en la actualidad se aplica un 21% en el consumo energético—, la creación de un organismo público de control, gestión y ordenación del mercado energético y la implementación de tarifas de carácter progresivo por tramos de consumo.

La Confederación nacional considera insuficiente el ‘bono social’ eléctrico porque considera que deja fuera la mayoría de las situaciones de “pobreza energética” que se están produciendo en ciudades y pueblos y que todos los inviernos genera denuncias de usuarios de diferentes compañías eléctricas por lo que considera “tiranía” en el momento de abordar estas situaciones.

Son muchos los ayuntamientos españoles en los que, partiendo del movimiento vecinal, se han aprobado mociones para instar a los ministerios para la Transición Ecológica y de Industria a buscar soluciones desde la consideración de la energía como servicio público y derecho fundamental.