Representantes de la Cooperativa Alcázar de Segovia con la directora general de Innovación y Equidad Educativa. / E.A.
Publicidad

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, acompañado de la directora general de Innovación y Equidad Educativa, María del Pilar González, y del director general de Calidad y Sostenibilidad Ambiental, José Manuel Jiménez, ha entregado el sello ambiental ‘Centro Educativo Sostenible’ a 24 centros escolares de las nueve provincias de la Comunidad.

El Instituto de Educación Secundaria ‘Catalina de Lancaster’, de Santa María la Real de Nieva, y el colegio ‘Cooperativa de Enseñanza Alcázar’, de Segovia capital, han sido dos de los centros reconocidos en la Comunidad autónoma con esta distinción, concedida por primera vez por la Junta de Castilla y León a los colegios o institutos por su compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente.

El sello ‘Centro Educativo Sostenible’ acredita que tanto en el IES ‘Catalina de Lancaster’ como en el colegio ‘Cooperativa Alcázar’ se han desarrollado en el curso actual programas de educación ambiental y de gestión ambiental y han asumido el compromiso de difusión de sus actividades en este ámbito.

El proyecto del instituto de Santa María la Real de Nieva tiene entre sus objetivos concienciar a los alumnos en el cuidado del medio ambiente con la reducción y separación de residuos, el reciclaje y la repoblación vegetal, también persigue mejorar el entorno medioambiental del centro, el patio y sus alrededores y favorecer en la comunidad educativa modelos de conducta más sostenibles.

Por su parte, la ‘Cooperativa Alcázar’ de Segovia ha puesto en marcha en el colegio la Comisión Ambiental que desarrolla el programa ‘Un cole con-ciencia sostenible’, que implica y sensibiliza los alumnos de todos los niveles de enseñanza, a los profesores y a las familias en la protección del medio ambiente, a través de metodologías activas que promueven la participación.

La Junta ha facilitado a los centros premiados una visita, organizada por la Fundación Patrimonio Natural, a un espacio natural de la Comunidad. Además, la Administración autonómica mantiene el contacto con los centros educativos para dar difusión a las memorias de los programas de educación y gestión ambiental a través de la página web de la Junta, así como para programar actividades con la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, como salidas interpretativas al entorno próximo, actividades de educación ambiental o la mejora de gestión ambiental del centro a través de elementos más eficientes energéticamente, como las luminarias led, dispositivos de ahorro de agua, termostatos o contenedores para reciclar, entre otros.

Suárez-Quiñones declaró durante el acto de entrega que tuvo lugar el viernes que esta iniciativa es “un ejemplo de educación ambiental, que es, al fin y al cabo, educación en valores, por su contribución a favorecer modelos de conductas más sostenibles mediante metodologías activas y experiencias directas”.

El reconocimiento, que se convoca con carácter anual, está promovido por las consejerías de Educación y de Fomento y Medio Ambiente y se enmarca en el desarrollo de la II Estrategia de Educación Ambiental de Castilla y León 2016-2020, con el objetivo de implicar a toda la comunidad educativa en la sostenibilidad e intensificar el intercambio de conocimiento entre los centros educativos y la extensión de sus buenas prácticas al conjunto de la sociedad.

La creación del sello ‘Centro Educativo Sostenible’ constituye un nuevo paso en la incorporación de la educación ambiental en el programa curricular de los centros educativos, impulsando la sensibilización desde las edades más tempranas, y promoviendo la mejora ambiental de los centros con la participación e implicación de toda la comunidad educativa.