Pablo Pérez,candidato del PP a la Alcaldía de Segovia. / Nerea Llorente
Publicidad

Experiencia y juventud son las principales características del candidato del Partido Popular para alcanzar la alcaldía de la capital. Pablo Pérez Coronado, quiere ser alcalde para devolver a Segovia el lugar que se merece, para crear una Segovia “con proyectos de futuro y convertirla en la ciudad de las oportunidades”. Cree que los años de gobierno socialista han dejado a la ciudad sin proyectos de futuro y confía en poder cambiar esta situación. Empresario y economista, actualmente dirige la oficina de Segovia de Renta 4 Banco, labor que compagina con la de docente en la Universidad de Valladolid. Si llega a la alcaldía, cree que 8 años de mandato serían suficientes para dejar paso a gente con nuevas ideas. Se considera una persona tranquila, optimista y que tolera muy bien el estrés. De hecho, durante la jornada de reflexión, pasará por vicaría, después de 15 días de dura campaña. Asegura que le impone más dar el “sí quiero” que el voto de los segovianos, porque cree que depositarán su papeleta con una gran responsabilidad.

— Acabamos de pasar unas elecciones generales, en las que el Partido Popular no ha conseguido los resultados esperados. ¿Cómo se encuentran los ánimos en el Partido Popular de Segovia?
— Nosotros siempre decimos que las elecciones generales no tienen nada que ver con las elecciones municipales. Todo el equipo que formamos la candidatura estamos con el ánimo muy alto. Además, el feedback que recibimos cada día por parte de los segovianos está siendo muy bueno. De hecho, estamos organizando unos foros sectoriales en los que está habiendo una gran implicación de todos los colectivos y yo creo que está surgiendo un movimiento bastante positivo desde la sociedad hacia la candidatura del Partido Popular a nivel municipal. Todo ello nos da muy buenas sensaciones para pensar en que es posible un cambio de gobierno socialista después de tantos años.

— Los sondeos de cara a las elecciones municipales no son halagüeños para el PP. ¿Las encuestas electorales le pesan?
— Para mí el mejor CIS es la calle y sentir lo que te dice el vecino. Y en el caso de Segovia creo que el ciudadano está cabreado por las políticas de los últimos años llevadas a cabo por Clara Luquero. Los vecinos han visto cómo el dinero que tenía que haber ido a sus barrios, a sus calles, se ha ido a proyectos tan innecesarios como el CAT. Si esa inversión se hubiera destinado a mejorar Segovia, no nos encontraríamos anclados en el pasado, como estamos ahora. Creo que si tuviéramos un conocimiento global del despilfarro que han hecho los gobiernos socialistas en nuestra capital, muy pocas personas votarían al PSOE. Hablamos de un total de 28 millones de euros que han ido para el CAT, a los que hay que sumar otros 20 millones de euros de sentencias, más 6,7 millones de euros tirados en parkings. Sin duda, éste es el problema que ha tenido Segovia en los últimos años.

— Fue concejal en el Ayuntamiento de Segovia durante casi 8 años y ahora aspira a conseguir la alcaldía de la ciudad. ¿Cómo asume este reto?
— He dado un paso adelante porque estoy convencido de que puedo mejorar las cosas, porque conozco perfectamente qué es lo que se ha hecho mal y qué es lo que podemos cambiar para dar un paso adelante como ciudad. En este sentido, creo que el Ayuntamiento de Segovia ha sido poco colaborativo con otras administraciones. Yo, independientemente de quién gobierne, tanto en el gobierno central como en la Junta de Castilla y León, me comprometo a que exista colaboración institucional, porque es fundamental. Sé que se han planteado convenios de colaboración, como por ejemplo uno para hacer un parking disuasorio en la zona del hospital, y el Ayuntamiento de Segovia lo ha rechazado. Y no podemos dejar pasar este tipo de oportunidades.

— Antes de comenzar la campaña ha pasado meses de mucho contacto con la realidad segoviana, barrios, asociaciones, clubes deportivos. ¿Qué sensaciones se ha llevado de estos colectivos en todo este tiempo? ¿Qué problemas ha detectado?
— He detectado que hay muchas carencias. En materia deportiva, por ejemplo, hay informes que dicen que “las instalaciones están en preocupante estado de obsolescencia”. En el ámbito de los barrios, las quejas vienen provocadas por la desatención de sus necesidades, los vecinos se encuentran abandonados. Y es que todavía no se ha solventado la base más importante de una ciudad, que es la higiene. Gran parte de este problema es fruto de cómo están los bajos de la ciudad, el fibrocemento. Tenemos todavía una gran cantidad de canalizaciones de este material. Segovia es una ciudad del siglo XXI pero con los problemas de una ciudad del siglo XV. Clara Luquero solo ha puesto empeño en hacer cosas visibles para la ciudad, pero no en cosas necesarias para la ciudad.

Otra cuestión que tiene muy descontentos a los vecinos es la renovación del servicio de autobuses, porque el gobierno de Clara Luquero lo ha hecho de espaldas al ciudadano. Allá por donde vayas hay quejas, si no son de horarios son de frecuencias. Algunas líneas han mejorado, como la de Hontoria o la de Zamarramala, pero la mayor parte ha provocado el malestar de los ciudadanos. Estamos hablando de un servicio básico para Segovia, por eso, si llego a la alcaldía, quiero volver a lo que había antes, dejando aquello en lo que sí que hay satisfacción.

— ¿Cuál es la valoración que hace de la gestión municipal que se ha llevado a cabo en los años de gobierno del PSOE en la capital?
— Creo que ha sido la peor gestión del Ayuntamiento a lo largo de toda su historia. Los dieciséis años de gobierno socialista han dejado una Segovia estancada y obsoleta. Se han perdido casi 50 millones de euros de los segovianos, es un dinero que no ha revertido en la ciudad. Cuando un segoviano se pregunta por qué no ha avanzado su ciudad, es porque se ha tirado el dinero. No cabe duda de que la mejor manifestación de una voluntad política son los presupuestos. Y cuando este año, de 5 millones de euros de presupuesto, uno se va a pagar sentencias, y 2,5 se van a pagar el CAT, lo que son inversiones reales para la ciudad, nos quedan menos de 2 millones de euros, una cantidad irrisoria.

Cuando Pedro Arahuetes tomó el poder hace 16 años, las inversiones reales para la ciudad eran de 8 o 9 millones de euros, siete veces más. En ese momento la ciudad se veía beneficiada. Pero empezaron a entrar en un bucle de inversiones improductivas, que nos ha llevado al punto en el que estamos ahora, al de una ciudad totalmente paralizada. Por eso, desde el Partido Popular vamos a adquirir compromisos que nos lleven a evitar situaciones de derroche y a manejar con absoluta responsabilidad cada euro que recaudemos, que es lo que no se ha hecho hasta ahora.

— La candidatura de Pablo Pérez está integrada por 14 mujeres y 14 hombres de 12 barrios diferentes, incluidos 4 barrios incorporados. Háblenos de las personas que integran su lista electoral. ¿Por qué perfiles ha apostado?
— En el momento que supe que era el candidato, hice una lista de más de 100 personas de Segovia que yo consideraba que tenían mucho que aportar. Fui haciendo entrevistas, para ver si coincidíamos en los intereses y en nuestra pasión por cambiar la situación actual de la ciudad. Si veía que teníamos posiciones afines, les proponía sumarse al proyecto del Partido Popular. Por eso creo que es un proyecto que ha nacido de la sociedad, para trabajar por la sociedad. No somos amigos, somos un grupo de personas que nos hemos unido para crear un proyecto ilusionante para Segovia. Somos una candidatura joven, la media de edad es de unos 43 años, y eso genera una sintonía muy buena entre todos nosotros, como ya estamos viendo en los actos de campaña.

— “¿Cambiamos de Programa?” y “Segovia Ya” son los lemas elegidos para la presente campaña electoral. Desgránenos un poco lo que quiere transmitir a los segovianos a través de estos mensajes.
— “¿Cambiamos de programa?” es un lema muy visual, refleja un mando a distancia que es el voto del ciudadano. Lo que queremos transmitir es que solamente con dar a la tecla podemos cambiar de programa, porque lo que hay ahora no funciona. Desde el Partido Popular apostamos por el cambio, pero manteniendo las cosas que van bien, con las que los segovianos están satisfechos. Queremos continuar con los usos y costumbres de la ciudad con los que la gente disfruta y vamos a dar un giro a lo que se ha hecho en estos últimos años. Y el lema “Segovia Ya” es porque el cambio se necesita ya, en este momento. Porque otros cuatro años de gobierno socialista llevarían a la ciudad al límite. Si en Segovia no viene el cambio ya, los 20 años de gobierno del PSOE dejarían a la ciudad en una situación preocupante.

— Desde el inicio de conocerse su candidatura ha manifestado que quiere convertir a Segovia en la ciudad de las oportunidades. ¿Qué proyecto tiene para la capital?
— Nuestro proyecto está centrado en generar oportunidades para convertir a Segovia en la ciudad que todos queremos. Nos referimos a medidas relacionadas con el empleo, para que los jóvenes puedan quedarse a vivir en Segovia, o medidas para favorecer el asentamiento de empresas en nuestra capital. Y para ello, queremos poner en marcha una oficina destinada a la atracción de inversiones. Yo, que por mi trabajo me muevo en este mundo, veo que actualmente las ciudades compiten para conseguir que se instalen empresas en su territorio y Segovia no está dentro de ese círculo.

Para los emprendedores queremos poner en marcha el “Plan Emprende Fácil”, que consiste en un paquete de medidas fiscales que fomenten la creación y ampliación de empresas y empleo. Contempla tarifa plana para emprendedores sobre las tasas de licencias, tasas de obras y facilidad en el pago mediante un pago de cuotas mensual. Asimismo, incluimos la devolución de la cuota de autónomos a menores de 35 años durante los 12 primeros meses de actividad y queremos eliminar barreras burocráticas para la puesta en marcha de una empresa en cinco días. Con estas medidas pretendemos asentar población, algo que no ha sido una prioridad del gobierno socialista.

También en materia económica crearemos un centro de alto rendimiento para empresas donde haya apoyo de técnica de ventas, de nuevas tecnologías. Y desde luego, crear suelo industrial de calidad para atraer empresas, generar empleo y fijar población, que es lo que necesita Segovia.

— Durante la campaña está haciendo mucho hincapié en que quiere hacer de Segovia una ciudad accesible. ¿Nos queda mucho por avanzar en este terreno?
— Desde luego, para mí esta campaña es la campaña de la accesibilidad, de hacer una Segovia accesible para todos. Estamos en la lamentable situación de que muchos segovianos no pueden disfrutar plenamente de la ciudad porque tienen movilidad reducida, se encuentran con muchos obstáculos. El Ayuntamiento de Segovia está destinando actualmente 25.000 euros al año en movilidad. Nosotros nos comprometemos a realizar una inversión mínima de 250.000 euros al año en materia de movilidad.

Me da mucha pena que personas mayores no puedan salir de sus casas porque tienen bordillos altísimos o porque tienen que salvar una “gymkana de obstáculos” en medio de la calle que les imposibilita el transitarlas. Si no tenemos una ciudad amable en la que vivir, no podremos atraer gente y asentar población. Por eso también tenemos proyectados parques infantiles cubiertos, porque hay que tener una alternativa de ocio para las familias, para que puedan salir a la calle con sus hijos en cualquier época del año. Y también implantaremos el programa “Segovia a pie”, para mejorar las aceras y el pavimento, así como la eliminación de obstáculos.

— Bajo su punto de vista. ¿Ha cambiado mucho Segovia en estos últimos años?
— Sí que ha cambiado, pero a peor. Segovia se está quedando obsoleta, porque cuando tú no inviertes en tu ciudad, en las calles, te encuentras que estaban mejor hace cinco años que ahora… Por este motivo, nuestro proyecto incluye la realización de planes anuales de asfaltado, la eliminación de las tuberías de fibrocemento y la mejora de la iluminación. En movilidad tenemos una propuesta bastante novedosa que es el “Telebache”, un servicio para que en 72 horas los desperfectos de las calles estén solucionados. También nos comprometemos a poner en marcha un servicio de limpieza urgente 24 horas para tener una ciudad bonita y cuidada.

— Sin duda uno de los principales problemas de Segovia es el empleo y la precariedad laboral… ¿Cómo cree que se puede atajar esta situación?
— Mi entorno es un fiel reflejo de la situación de empleabilidad en Segovia. Yo soy el único de todos mis amigos que está trabajando aquí. Todos están fuera, se han tenido que ir porque no han encontrado oportunidades laborales. Creo que hay que valorar y potenciar la hostelería, no nos podemos olvidar de ella, pero tenemos que crear un tejido industrial fuerte para atraer empresas. Si generamos nuevo suelo industrial, podremos competir con pueblos de la sierra norte de Madrid, donde allí está muy caro. Por lo tanto, hay que traer empresas e industria a Segovia.

— ¿Qué medidas fiscales se deberían impulsar para conseguir que Segovia sea atractiva de cara a los inversores y para generar crecimiento?
— Una vez desarrollado el suelo industrial, lo que proponemos es competir en precios con otras ciudades para atraer industria y que se queden aquí. Promoveremos un ambicioso plan fiscal para eliminar el “tasazo del agua”, reducir el tramo municipal del IBI y revisar la tasa de entrada a garajes y paso de vehículos. Asimismo, bonificaremos en el IBI a las empresas en función del número de empleados segovianos que contraten. También apoyaremos al pequeño comercio a través de planes de formación, nuevas tecnologías, técnicas de venta… El comercio de barrio será nuestro centro de acción, lo impulsaremos a través de campañas y estableciendo ejes comerciales.

— La inversión en áreas industriales es prioritaria de cara a poder ofrecer los servicios necesarios para que se implanten empresas… ¿Qué carencias tienen actualmente nuestro polígonos?
— De todo el dinero manejado presupuestariamente por los gobiernos socialistas, no ha ido nada para nuestros polígonos industriales. Esa es la voluntad política que tienen con estas áreas, tan importantes para la atracción de empresas. Los polígonos están totalmente desatendidos, no les llega ni la red de banda ancha. Recientemente ha habido una fuga de agua que ha durado un mes y nadie ha hecho nada… Tenemos un plan de reestructuración de los polígonos. Queremos hacer parques de medianas, instalar canchas deportivas entre cada nave. En definitiva, convertir las áreas industriales en lugares atractivos tanto para empresas como para visitantes.

— ¿Qué es lo primero que haría si llega a la alcaldía de la capital segoviana?
— Mi primera medida sería cambiar todas las líneas de autobuses y volver a lo que había, manteniendo aquellas en las que el grado de satisfacción haya subido. En segundo lugar poner en marcha el plan de accesibilidad y dignificar a la Policía Local.

— ¿Qué pide a los segovianos de cara al 26M?
— Les pediría que fuesen muy responsables con su voto. Segovia no puede permitirse pérdidas millonarias dilapidadas de sus presupuestos. Y les diría que nosotros vamos a ser responsables con cada euro que se recaude. Porque Segovia es la segunda capital de provincia con tasas más altas de toda España, somos la primera de Castilla y León que pagamos los servicios públicos más caros y la primera de España en despilfarrar dinero. Dudo que muchas ciudades hayan derrochado lo que nosotros y seguro que en aquellas en las quese ha hecho, los gobiernos ya no están.

— No solo ese 26M va a ser clave en su vida. El día de reflexión se casa. Debe ser el primer candidato que se casa en la jormnada de reflexión en la historia de la Democracia…
— Cuando me animaron a presentarme como candidato a la alcaldía ya tenía fijada la fecha de la boda desde junio de 2018, ha coincidido así. Y no se puede cambiar ninguna de las dos fechas… La verdad es que mi pareja me está ayudando muchísimo para poderlo compaginar.

— ¿Qué hace en los pocos ratos libres que le quedan?
— Leer cosas de política, en este momento, la biografía de Winston Churchill, responder a los ciudadanos a través de las Redes Sociales y escuchar la radio.

— ¿Qué lugar de Segovia le gusta especialmente para desconectar?
— El Lago Alonso. Es donde hice la presentación de mi candidatura y siempre he desconectado en este lugar, me encanta cogerme un libro e irme allí a leerlo.

— ¿Merece la pena todo este derroche de esfuerzo que requiere la política?
— Siempre merece la pena. Indudablemente hay momentos de estrés, pero yo soy muy tranquilo en ese sentido, gestiono bien la presión. No soy nada irascible y tengo una gran motivación.

— ¿Cómo ve Segovia dentro de cinco años?
— Veo los barrios con mejores servicios, una ciudad con buenas infraestructuras y que está generando oportunidades. Veo que finalmente se creó suelo industrial y que vinieron a invertir empresas… veo a gente que retornó a Segovia porque encontró trabajo nuevamente aquí. Me imagino una Segovia en la que disfrutan las familias en sus parques cubiertos y yendo a tomar un bocadillo a los valles de Tejadilla… eso será Segovia.