Los responsables de los municipios segovianos recibieron ayer en la Sala Julio Michel los detalles de las ayudas contra la Violencia de Género. / KAMARERO
Publicidad

De forma modesta en lo económico pero inequívoca en su voluntad, El Gobierno comienza a aplicara las medidas del Pacto de Estado contra la Violencia de Género en la provincia a través del reparto de cerca de 172.000 euros para que los municipios segovianos puedan comenzar a desarrollar campañas e iniciativas orientadas a poner barreras efectivas contra esta lacra social.

La sala Julio Michel de La Carcel Centro de Creación albergó ayer el encuentro propiciado por la Subdelegación del Gobierno con alcaldes y concejales de la provincia para dar a conocer esta medida, por la que los municipios ya han recibido una asignación de 689 euros más 0,18 euros por habitante para implementar en sus pueblos acciones orientadas a la formación, prevención y sensibilización sobre la violencia de género, en un plazo que concluirá el próximo 30 de junio.

La subdelegada del Gobierno Lirio Martín y la responsable de la Unidad de Violencia sobre la Mujer Teresa Fuentetaja fueron quienes dieron a conocer los detalles de estas ayudas, que en el marco del Pacto de Estado recibirán durante los próximos cinco años con el aumento proporcional en la asignación presupuestaria, y que no requieren la presentación de ninguna solicitud previa.

Lirio Martín explicó que esta iniciativa es “una más” entre las 292 medidas que recoge el Pacto de Estado, de las que subrayó su carácter transversal, ya que incluyen ámbitos que van desde la Justicia a la Educación, pasando por la sanidad, la diversidad, el mundo laboral o la seguridad.

En cuanto a las ayudas a los municipios, la subdelegada precisó que “es la mejor manera de llegar a todas las personas con independencia del lugar en el que residan, porque los ayuntamientos son la administración más cercana a los ciudadanos”. Además, destacó la capilaridad de una iniciativa que llegará también al medio rural, donde las mujeres “tienen más dificultades para acceder a los recursos y a los medios contra la violencia de género”.

“De lo que se trata es que los ayuntamientos, desde su cercanía a los ciudadanos, impulsen algunas de estas medidas para que se intensifique la lucha contra la manifestaciónd e desigualdad más cruel e inhumana que existe”, aseguró Lirio Martín.

Por su parte, Teresa Fuentetaja señaló que los ayuntamientos “tienen que tener la mentalidad de que se les han devuelto las competencias en esta materia, y en sus municipios deben hacer actuaciones de sensibilización sobre esta materia”. Así, desde la Unidad de Violencia sobre la Mujer se facilitará el asesoramiento necesario para emplear la ayuda económica prestada, a través de iniciativas como campañas en las fiestas patronales o acciones informativas y formativas coincidiendo con fechas señaladas como el 8 de marzo.

Fuentetaja aseguró que “hay muchas posibilidades de hacer cosas, y son los propios ayuntamientos los que tienen potestad para diseñar un plan de acuerdo con las necesidades de cada municipio”.

Tres denuncias más que
hace un año

Las denuncias por violencia de género registradas en Segovia en los tres primeros trimestres de 2018 sumaron 264, según los últimos datos disponibles facilitados por la Subdelegación; lo que supone, tres más que en el mismo periodo del año anterior. A finales de septiembre de 2018 había en la provincia 118 mujeres con protección policial, frente a los 131 del año anterior.
En cuanto a las órdenes de protección entre enero y septiembre de 2018 sumaron 45, seis menos que en 2017. Doce víctimas contaban con dispositivos electrónicos y 38 con el Servicio Telefónico de Atención y Protección para víctimas de la violencia de género ATENPRO a finales del tercer trimestre del año pasado. Y en ese momento el número de llamadas al 016 fue de 217.