El Consistorio afronta la reclamación de los dueños de la Casa de la Parra

491

El Ayuntamiento ha recibido del Juzgado el expediente sobre la Casa de la Parra ante la reclamación millonaria de los dueños de este edificio que fue construico en el año 1993, y cuya situación procesal alcanza ya 25 años.

Al entenderse desestimada la reclamación por silencio administrativo, los demandantes han acudido al Juzgado. Recuerdan que el Ayuntamiento concedió licencia de obras de este inmueble, situado en el número 4 de la calle La Parra. El Consistorio se enfrenta a la posibilidad de tener que indemnizar con más de dos millones de euros —que es la reclamación presentada el pasado mes de mayo— a las dos personas propietarias que se consideran perjudicadas por esta tramitación, a su juicio errónea. Se trata de una reclamación por los “perjuicios causados” y que atribuyen a los errores administrativos del Ayuntamiento.

En total, la reclamación supera los dos millones de euros, que suman las cantidades estipuladas por los demandantes, un matrimonio que se divorció en el año 2001 y que ha intentado vender su vivienda sin éxito.

Por un lado entienden que se ha producido un daño material vinculado al otorgamiento de la primera licencia y que luego resultó ilegal. Por este concepto reclaman 88.761 euros. Además, un daño emergente y lucro cesante por el inmovilizado que supone el no poder vender en principio y tener que hacerlo a pérdidas. Por ello reclaman 936.000 euros. En tercer lugar, piden indemnización de otros 933.000 euros por la bajada generalizada de los precios a causa de la crisis. Y 240.000 euros más en concepto de daños morales.

El Ayuntamiento ya tuvo que afrontar otra indemnización, dictada por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de más de 200.000 euros por indemnizaciones a los afectados por la inejecución de la sentencia que obligaba al derribo de este edificio. En esta reclamación estaba IU, y algunos vecinos del recinto amurallado.

El abogado de los nuevos demandantes, Jesús Tovar, asegura que le parece sospechoso que el Ayuntamiento no haya propuesto prueba alguna para hacer frente a esta última indemnización a que ha sido condenado, y entre cuyosbeneficiarios se encuentra el marido de una concejala.