Un empleado de FCC controla el cartón depositado en uno de los camiones de recogida. / Kamarero
Publicidad

El Comité de Empresa de FCC, actual concesionaria del servicio de recogida de residuos y limpieza viaria, asegura en una nota de prensa sentirse defraudado por el Ayuntamiento de Segovia por el rechazo que ha recibido al escrito de alegaciones presentados al pliego que regula el procedimiento de licitación del nuevo contrato y por lo que consideran “ocultismo” en la elaboración del citado documento, lo que ha impedido que se tengan en cuenta algunas de sus propuestas.

Paradójicamente, “a pesar de no dar validez a las alegaciones y reconocer algunos errores implícitos en el pliego, los técnicos municipales y el concejal de Medio Ambiente manifiestan que son propuestas interesantes, como venían reconociendo en las reuniones mantenidas durante los dos últimos años, y que hubieran enriquecido el pliego”, señala el Comité.

El argumento técnico para rechazar las alegaciones ha sido que el escrito tenía que haberse presentado antes de inicio del procedimiento de licitación “cosa imposible porque nos han negado el acceso de forma tajante”, señala la nota de prensa, antes de su publicación en el Portal de Contratación del Estado.

Otro de los motivos argumentados por el Ayuntamiento es que ese escrito de alegaciones se presentó a título personal por el presidente del Comité de Empresa, sin aportar la conformidad del pleno de este órgano de representación de los trabajadores en un acta.

Sus responsables afirman, sin embargo, que los funcionarios del registro municipal les indicaron que solo había la posibilidad de presentarlo de esa manera, ya que el Comité de Empresa carece de certificado digital.

El escrito de alegaciones incluye correcciones y sugerencias para mejorar el pliego en un total de quince páginas, entre otras, el aumento del reciclaje o el cumplimiento de ordenanzas municipales, así como que no se ha tenido en cuenta la variación de la plantilla desde el comienzo a la finalización del contrato.

Otro aspecto que señalaba era que “no se especifican los medios y la frecuencia de limpieza de barrios… es notoria la disminución en baldeo, pasando las zonas más favorecidas de siete por semana a tres”.

También ha apreciado este comité errores en los códigos de los contratos y que no figure la fecha de nacimiento de los trabajadores para que las licitadoras puedan calcular las jubilaciones durante el tiempo en vigor del contrato.

Al Comité le preocupa especialmente que prime la oferta económica sobre el resto de mejoras y consideraciones.