Los niños juegan con las marcas y líneas de los campos de los distintos deportes, que ahora decoran su clase. / E. A.
Publicidad

El colegio Fray Juan de la Cruz ‘Aneja’ da nueva vida al parqué que fue retirado del Pabellón Polideportivo Municipal ‘Pedro Delgado’ para renovar su pista. Las tablas sobre las que se han vivido grandes hazañas deportivas forma parte ahora de la actividad escolar de un grupo de alumnos de tercero de Educación Infantil, e incluso las marcas y líneas de delimitación de los campos de los distintos deportes que aún conservan se han convertido en elementos de juego de los niños de cinco años.

Los padres y madres de estos alumnos de Infantil del CEIP Fray Juan de la Cruz, han dado ejemplo de reciclaje, esfuerzo y colaboración al ocuparse de instalar el parqué que previamente desde el centro se había solicitado al Ayuntamiento cuando lo desmontaron para poner el actual.

Las piezas de madera de ese suelo han estado guardadas en el colegio esperando que las familias de los alumnos de 5 años pudieran sacar tiempo, porque la decisión, ideas y proyecto, ya lo tenían en mente mucho antes tanto los padres como los profesionales del centro, y en apenas 4 días lo han instalado en una de las clases.

El lunes los alumnos entraban en clase y se descalzaban dispuestos a ponerse sus zapatillas como si de un salón de baile se tratara. “El resultado es impecable” señalan fuentes del colegio que espera que esta operación “sirva como ejemplo de reciclado y aprovechamiento de un material que ya dio sus frutos durante muchos años y ahora comienza una nueva andadura en nuestro centro”. Ha sido también un ejemplo de “coordinación, esfuerzo y trabajo altruista por parte de todos cuantos han hecho posible esta realidad desde el minuto cero hasta el presente”, añaden desde ‘Aneja’.

Esta actuación es solo un punto de partida, pues se prevé que en breve se instale el suelo de madera en el resto de aulas de Educación Infantil. “Comienza un nuevo partido para este suelo que tantos y tantos encuentros ha presenciado en su instalación original” comenta la comunidad del CEIP Fray Juan de la Cruz. En esta segunda oportunidad tocan los timbres del recreo, juegos de abecedario, números en otros marcadores, lecturas de cuentos, almuerzos saludables, disfraces de monstruos y príncipes y mucho más…