El equipo del Colegio Claret de Segovia ha ganado el Premio del certamen organizado por Fundación Junior Achivement. / E. A.
Publicidad

La empresa FiMakers, creada y desarrollada por 28 alumnos del Colegio Claret, con la dirección del profesor Rafael Sanz, ha sido la ganadora de la segunda edición del Concurso Regional de Miniempresas, destinado a escolares de los centros educativos de Castilla y León y que, bajo la organización de la Fundación Junior Achievement, se ha celebrado en la sede del Consejo Económico y Social de Valladolid.

El proyecto seleccionado, competía con otros nueve de la Comunidad Autónoma que previamente habían pasado el filtro para acudir a esta cita de emprendimiento juvenil.

El equipo del Claret, formado por alumnos de la asignatura de Economía de 4º de ESO, ha desarrollado todo un organigrama empresarial cuyo objeto de producción se traducía en la fabricación de una serie de imanes decorativos realizados a partir de componentes plásticos, fimo o plastilina.

El jurado de este certamen ha valorado para la concesión del galardón la utilización de productos reciclados, como tapones de botellas, la innovación tecnológica que supone el uso de la impresión en 3D, el impacto social, la creatividad de los diseños, que conciencian sobre la igualdad de género, así como, la sostenibilidad de la idea empresarial.

Cada una de las diez miniempresas representadas, han tenido que defender, en un tiempo limitado de cuatro minutos sus proyectos ante un jurado formado entre otros por el presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León, Germán Barrios, y la directora general de Junior Achievement, Blanca Narváez.

El año anterior, este centro privado también tuvo su reconocimiento en esta misma cita, aunque, en esa oportunidad, tuvo que conformarse con la segunda plaza que, en la presente edición ha sido superada con el triunfo absoluto.