Paella solidaria del Colegio Claret. /E.A.
Publicidad

alumnos, padres y profesores, junto con amigos vinculados al centro, despiden de manera conjunta un curso que ya está tocando a su fin y que, para los estudiantes, se prolongará ya, únicamente, hasta el viernes 21 de junio, cuando comenzarán las vacaciones estivales.
La tradición volvió a cumplirse y, un año más, alumnos, familiares, profesores y resto del personal del Colegio Claret de Segovia, despidieron el curso en torno a una paella solidaria, cuyos fondos irán destinados al proyecto de la Fundación Proclade.

Los más de 600 comensales reunidos pudieron disfrutar de una espléndida jornada que comenzaba, pasado el mediodía, con la Eucaristía celebrada en la iglesia del Colegio, y en la que los participantes de distintas edades disfrutaron con los hinchables gigantes instalados en el patio escolar, las exhibiciones de bailes regionales, juegos de cartas… Después llegaría la verbena musical que puso el colofón a este día que significa adelantar el epílogo de un curso muy intenso y de especial éxito, también, en lo académico.

100% de aprobados en la EBAU

La familia del Claret ha celebrado los buenos resultados conquistados por los alumnos de segundo curso de Bachillerato que, el último viernes, conocían sus notas de la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad. Todos los alumnos del Colegio que se han presentado en junio han aprobado.