Trabajadoras temporales en una finca de hortalizas de un municipio de la comarca del Carracillo hace unos años. / Juan Martín
Publicidad

Empresas del sector hortícola de la comarca del Carracillo, así como del municipio de Fuente el Olmo de Fuentidueña, demandan la contratación en Marruecos de 268 trabajadoras para poder hacer frente a las campañas agrícolas este año, según ha informado la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, que ha presidido la Comisión de Asistencia en la que analiza, junto a responsables de diferentes departamentos y organismos, la actividad de la Administración General del Estado en la provincia en el primer trimestre.

Martín explica que en febrero se constituyó nuevamente la Comisión Provincial de Flujos Migratorios, después de años sin servicio, para atender las necesidades de mano de obra en momentos puntuales debido a las actividades de temporada, tal y como había reclamado el sector hortícola de Segovia.

La subdelegada añade que estas campañas agrícolas se caracterizan por su estacionalidad aunque la necesidad de contratación de personal se extiende a lo largo del año durante un periodo superior a seis meses.

En vista de que, según el sector, en la campaña de 2018 se dejaron sin cubrir alrededor de 500 puestos de trabajo, las empresas han planteado la posibilidad de retomar las contrataciones en origen.

Ha sido la Dirección General de Migraciones la que, “aprovechando la estrecha colaboración con el Servicio de Empleo de Marruecos por la reciente selección de unas 20.000 trabajadoras para un programa de migración circular durante la campaña de recogida de fresa en la provincia de Huelva”, ha ofertado plazas para Segovia cuando estas temporeras terminen la actividad en el campo onubense.

Esta oferta se ha distribuido en dos periodos —de junio a agosto y de septiembre a diciembre— y en dos fases, la primera con oferta nominativa, independiente de la situación nacional de empleo, para 40 trabajadoras, del 15 de junio al 25 de agosto, en Fuente el Olmo de Fuentidueña y para 125, del 10 de julio al 30 de octubre, en Chañe (25), Navalmanzano (60) y San Martín y Mudrián (15).

La segunda fase, también con oferta nominativa pero en este caso con valoración de la situación nacional de empleo; es decir, a través de una oferta previa del Servicio Público de Empleo de Castilla y León (ECYL), está dirigida a contratar a 25 trabajadoras en Chañe, del 20 de septiembre al 30 de diciembre, y a 75 en Fuente el Olmo de Fuentidueña durante el mismo periodo.

A las temporeras contratadas, además del sueldo, se les facilitará alojamiento y se sufragará el coste íntegro de su desplazamiento de ida y el de regreso hasta el puesto fronterizo de Tarifa.