Publicidad

El ‘Tríptico del Descendimiento’ de Ambrosius Benson, una de las obras más importantes del patrimonio artístico de la Catedral, ocupa desde ayer su ubicación en el nuevo museo bajo claustro que abrirá sus puertas al público el próximo 20 de diciembre.

Operarios especializados procedieron a su traslado desde la capillade San Andrés y su posterior instalación en uno de los lugares más importantes del nuevo espacio expositivo de la seo segoviana.